.
SAUDADES|08 dic 2012, 12:00 AM|1|POR Ligia Minaya

Brindo por ti patria querida

Desde este principio de diciembre alzo mi copa de vino tinto y brindo por ti patria querida. Por tus bellezas naturales, por tus ríos y cañadas de aguas frescas y transparentes, por tus mares azulados envueltos en olas de encajes blancos y rizados, por tus montañas airosas, en especial por La Loma de Miranda que deseo que nunca la destruyan, brindo por tu clima despejado, soleado, alumbrado por la luna que nos ilumina noche a noche. Alzo mi copa y brindo por tu gente, la que anda por la calle, la que vende pastelitos y dulces de maní, aguacates y naranjas, plátanos y cebollas, cerezas y limones, en canastas que les cubre la cabeza. Brindo también por los que venden los periódicos y tarjetas celulares; por el que todavía, en algunos pueblos, continúa vendiendo el pan en bicicleta. Brindo por la señora que cocina para vender la comida y comprarle la ropa a sus hijos y los libros de la escuela. Brindo por ti patria querida, donde nací, donde me crié y estudié y por esa Moca querida, de mis sueños y saudades.

Alzo mi copa y vuelvo a brindar una y otra vez por los amigos y amigas que son mi todo, a quienes recuerdo con amor y gracias al Internet me comunico en ellos y les cuento de mi vida, de lo que siento y de lo que padezco, de lo que me da alegría, de mis anhelos y esperanzas, de mi evocación y olvidos. Brindo por los que ya no están pero siguen en el corazón y en el alma, y por los que jamás he vuelto a ver ni a saber de ellos y, lo hago con la esperanza de que un día no lejano, volveré a reencontrarlos.

Y sigo brindando por ti apreciado lector, lectora querida, con quien comparto mis ideas, mis pensamientos, mis deseos y mis críticas. Y brindo por los comentarios que hacen algunos cuando no están de acuerdo con lo que escribo en un respeto por ideas distintas a las mías. Y con esta otra copa de vino tinto les deseo a todos que estas Navidades, que para nosotros comienzan con muchos días de antelación, las pasen bien. Porque gracias a nuestra forma de ser, alegres y positivos, creemos que todo irá bien con el paso de los días. Así somos los dominicanos. Pensamos que un error tiene alternativa, que un pecado tiene perdón, que un desamor llevará a otro amor. Somos como somos, bullosos, musicales, bailadores, sonreídos, comelones, conversadores hasta con la gente de la calle, solidarios, y por eso brindo. Perdón, ya estoy casi borracha.

Pero sigo brindando, alzando mi copa con el fuerte deseo y esperanza de que todo mejore. Brindo para que dentro de poco tiempo no haya lo que hay, lo malo, la violencia callejera, la que mata a las mujeres, la que nos tiene sin querer salir a la calle. Brindo con la esperanza de que volvamos a ser como la Madre Naturaleza que nos parió, como sus lagos tranquilos, como su suelo fértil, su olor a tierra mojada, como sus altas montañas, como la sombra acogedora de sus árboles, como el olor intenso de sus flores, como el sabor exquisito de sus frutos. Y sigo brindando, alzando mi copa de vino por ti Madre Patria, aunque ya estoy borracha, de felicidad, por supuesto.

Denver, Colorado

Gracias a nuestra forma de ser, alegres y positivos, creemos que todo irá bien con el paso de los días.

Así somos los dominicanos. Pensamos que un error tiene alternativa, que un pecado tiene perdón, que un desamor llevará a otro amor. 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.