Deportes
02 Junio 2012
Jueza interina ordenó libertad de E. Mercedes
La red operaba sacando peloteros desde Cuba

SD. La jueza interina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Clara Castillo, ordenó la libertad pura y simple de los cazatalentos Edgar Mercedes y Pedro Delgado Sánchez, quienes junto a otras tres personas estaban acusados de traficar peloteros cubanos, para luego cobrarles grandes sumas de dinero una vez obtenían contratos en las Grandes Ligas.

Asimismo, impuso una garantía de RD$500,000 en contra de Manuel Antonio Azcona y a Nilvio Antonio Cruz, mientras que ordenó como medida de coerción la presentación periódica por ante el Ministerio Público investigador de Héctor Evangelista Ferreira Infante y de Ernesto Henríquez Vega.

El procurador fiscal Milcíades Guzmán solicitó prisión preventiva en contra de Azcona, Cruz, Ferreira Infante y Ernesto Enrique Guidi Vega.

A la salida del tribunal, Mercedes señaló que se sentía alegre y que él siempre dijo que era inocente, por lo que la decisión fue un desagravio a su persona.

Según el expediente Cruz, Guidi Vega y otra persona sólo conocida como Luisito financiaron el transporte del pelotero cubano Yoenis Céspedes, quien firmó un contrato de US$36 millones con Oakland. De igual manera, plantea que éstos son financiados por Mercedes, "cuya participación se pudo determinar en una entrevista que concedió el mismo pelotero Yoenis Céspedes, quien manifestó que Edgar Mercedes cobraría el 22% del contrato que éste consiguiera en las Grandes Ligas".

La Fiscalía sostiene que las investigaciones han revelado la participación de Noel Alamo Vasallo, Jorge Luis Toca y Julio Esteban Estrada, quienes supuestamente son responsables de traer de forma clandestina al país a los peloteros Jorge Soler, Omar Luis, Alejandro Piloto, Armando Rivero y Henry Urrutia.

Destaca que se pudo comprobar la presencia de Toca en un apartamento de Santiago coordinando los viajes para lo cual también se traslada a la Capital.

Detalla que una persona de nombre Eric es uno de los que alegadamente capitaneó la embarcación "Mar Rojo", la cual zozobró luego de traer varios peloteros cubanos de manera clandestina. De acuerdo con las informaciones obtenidas, agrega que se pudo determinar que la presunta cabeza financiera de dichas operaciones criminales es Azcona, el cual alegadamente se acercó al destacamento de la Marina de Guerra de Montecristi y ofreció un soborno al oficial a cargo de la zona, para que le dejara sacar una embarcación con documentación aparentemente legal, a los fines de no levantar sospecha, y posteriormente volver a entrar con un pelotero cubano de forma clandestina. Dentro de los peloteros cubanos que sacaron de Cuba se citó a Raúl Valdés, Yerar Sánchez y Yoenis Céspedes.


De Federico Méndez