EEUU
| 19 OCT 2016, 10:30 AM

Estatua de Hillary semidesnuda genera enfrentamientos entre sus seguidores y los de Trump

Muchos de los adeptos a Clinton calificaron de “obscena” la efigie, mientras los de Trump dijeron que estaban pagando con la misma moneda

NUEVA YORK. Una estatua de Hillary Clinton semidesnuda y que fue colocada cerca de la estación del tren de Bowling Green y del Museo Nacional del Indio Americano en las inmediaciones de Wall Street, generó agrios enfrentamientos entre seguidores de la candidata demócrata y el republicano Donald Trump, por lo que la Policía tuvo que intervenir en prevención de choques físicos.

Muchos de los adeptos a Clinton calificaron de “obscena” la efigie, mientras los de Trump dijeron que estaban pagando con la misma moneda, cuando estatuas de su líder desnudo, también fueron ubicadas en varios sectores de Manhattan, una de ellas en el histórico parque de Union Square.

La estatua de Hillary apareció la mañana de ayer, martes, provocando discusiones e insultos entre los defensores de la pieza y numerosas mujeres simpatizantes de la candidata, que trataban de destruirla.

La grotesca imagen de la demócrata fue puesta en el referido lugar a la hora pico de la mañana, cuando miles de neoyorquinos transitan por la zona, y muestra a Clinton con pezuñas y un banquero de Wall Street descansando su cabeza sobre sus senos desnudos.

La obra escultural duró menos de tres horas antes de que una mujer enfurecida la tumbara y muchas otras comenzaron a insultar al escultor.

“¡Esto es obsceno!”, vociferó la mujer, que es una empleada del museo y se identificó como Nancy.

“Venir a poner algo como esto en frente a mi lugar de trabajo, yo no debería tener que ver eso”, le dijo Nancy al tabloide NY Daily News conteniendo las lágrimas mientras señalaba hacia la estatua.

Un vídeo que recoge los enfrentamientos muestra a la empleada del museo luchando con el artista que confeccionó la estatua, y que se identificó Anthony Scioli, de 27 años.

Nancy se sentó sobre la estatua para bloquear al escultor que buscaba hacer una copia de seguridad de su “obra”.

Otra mujer intervino para ayudar a Nancy y le puso un pie en la cara de la estatua, gritando al escultor “¡No la deje sola!”.

Docenas de transeúntes se colocaron alrededor de la estatua con sus teléfonos filmando la efigie y algunos de ellos lanzaban insultos y se metieron en las discusiones del debate sobre la estatua.

A eso de las 8:30 de la mañana, oficiales de la Unidad Anti Terrorista llegaron a la escena y ordenaron al escultor desmontar y retirar su obra debido a que no tenía permiso para la manifestación.

No hubo arrestos ni citaciones a la corte, informó la Policía.

La estatua fue transportada en una camioneta momentos más tarde.

En agosto, un grupo que se denomina como anarquista, llamado INDECLINE, puso una estatua de Trump desnudo en el parque de Union Square.

El grupo político también ha exhibido estatuas del candidato republicano en las ciudades de San Francisco, Los Ángeles, Cleveland y Seattle.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese