|Hungría|
| 18 OCT 2016, 12:00 AM
|

Hungría inicia la reforma constitucional para impedir llegada de refugiados


Agentes polacos y húngaros durante una patrulla conjunta en la valla fronteriza provisional en la frontera entre Hungría y Serbia cerca de Roszke, 180 kilómetros al sur de Budapest.
Agentes polacos y húngaros durante una patrulla conjunta en la valla fronteriza provisional en la frontera entre Hungría y Serbia cerca de Roszke, 180 kilómetros al sur de Budapest.

BUDAPEST. El Parlamento de Budapest inició ayer el debate sobre la enmienda constitucional para impedir que se aplique en Hungría el sistema europeo de reubicación de refugiados, una reforma que, según el primer ministro Viktor Orbán, sirve para defender la independencia de Hungría.

“La independencia de Hungría está de nuevo en peligro, ya que aquellos que piensan que no se necesitan naciones están una vez más activos”, aseguró el conservador Orbán durante su intervención hoy en el debate parlamentario.

Orbán, que fue el firmante de la propuesta de enmienda, reiteró su defensa de una Europa compuesta de naciones fuertes en vez de unos “Estados Unidos de Europa”.

Hungría celebró el pasado 2 de octubre un referéndum sobre el sistema de reubicación de refugiados entre los países comunitarios, una consulta cuyo resultado fue nulo ya que la participación no llegó al mínimo legal del 50 %.

Entre quienes votaron, el 98 % se opuso al sistema de reparto solidario de refugiados, algo que Orbán afirma es una muestra de que los húngaros rechazan la reubicación de refugiados decidida por la mayoría de socios comunitarios.

Tras el referéndum, Orbán anunció la enmienda constitucional cuyo texto reza que “no se podrá instalar en Hungría población extranjera”.

La reforma agrega que quienes no sean ciudadanos del Espacio Económico Europeo (Unión Europea, Islandia, Liechtenstein y Noruega) sólo podrán vivir en Hungría mediante trámites personalizados conforme a las leyes.

La propuesta también declara que el ejercicio de facultades de la UE “debe armonizar con los derechos básicos expresados en la Constitución” y no puede limitar las decisiones de Hungría sobre su integridad territorial, población y estructura.

Esta previsto que la enmienda se apruebe el 8 de noviembre, gracias a la mayoría absoluta con que cuenta el partido del Gobierno, el Fidesz que tendrá además el apoyo de la ultraderecha xenófoba del Jobbik.

La enmienda podría entrar en vigor a mediados del mismo mes.

Según el sistema de cuotas de refugiados, Hungría, con 10 millones de habitantes, debía acoger a menos de 1.300 refugiados de los 160.000 que deben reubicarse en los 28 países de la UE.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese