Revista|24 nov 2004, 12:00 AM|POR Diario Libre
¿Muerdo bien o muerdo mal? Tenemos que acostumbrarnos a pasar la lengua por las piezas, investigar, notar si hay algo roto... Y si existen dudas hay que ir al dentista y preguntar.

Adultos con Brackets

Muchos optan por los brackets "invisibles" cuya apariencia es tan efectiva como su funcionalidad. El color natural de los dientes se luce en la boca.
El refrán popular que reza "cotorra vieja no aprende a hablar", no se aplica en el campo de la Ortodoncia debido a que los dientes, para ser enderezados, no tienen edad.

De ahí parte el hecho de que ahora vemos a montones de adultos llevando hierros en sus dientes, al igual que sus hijos.

Inadecuada posición de los molares, dientes superiores sobresaltados, sobremordida profunda, apiñamiento de dientes, profusión maxilar, son sólo algunas de las tantas alteraciones que se pueden dar en la boca y que encuentran solución gracias a la Ortodoncia y su rápida evolución. Técnicas sumamente modernas que garantizan no sólo las más mínimas molestias sino un resultado excelente.

Su alto costo bien vale la pena pagar, dicho por los propios pacientes que han salido beneficiados de esos avances.

Así como las maloclusiones (mal cierre de los maxilares producto de la inadecuada posición de algunas piezas dentarias) no tienen edad, así tampoco los dientes para ser reformados.

Se considera al Dr. Edward Angle como el padre de la Ortodoncia, quien en 1900 clasificó las maloclusiones, la que todavía hoy está vigente.

Se recurre a la ortodoncia para devolver la funcionalidad del aparato masticatorio, ya que una masticación inadecuada provoca una mala digestión lo que incide en la nutrición.

Pero si bien es cierto que la edad no importa, sí se valora una consulta oportuna con el ortodoncista siendo la edad recomendada entre los 4 a 7 años de edad, dependiendo los antecedentes hereditarios.

"A esa temprana edad se puede redirigir el crecimiento ayudando al paciente en su crecimiento", explica el doctor Francisco Socías, ortodoncista presidente de la Sociedad Dominicana de Ortodoncia.

Entre los logros de un tratamiento de ortodoncia se cita una adecuada mordedura, se evitan problemas articulares, se facilita la higiene, estéticamente se favorece el marco de la cara y el perfil general de la persona. Para lograrlo se requiere tener conciencia de su necesidad, colaboración del paciente para seguir al pie de la letra el tratamiento, y capacitación médica.

La interrelación del ortodoncista con diferentes áreas de la odontología, cuando el caso lo amerite como son: prótesis, periodoncia, endodoncia y cirugía ortognática.

Después de un tratamiento de ortodoncia se busca mejorar la anatomía de los dientes, en los casos que se requiera para luego pasar al proceso de blanqueamiento, seguido de controles periodontales (encías) y del propio ortodoncista, en lo que se conoce como la fase de los retenedores que tiene como función mantener lo que se ha logrado.

Como los dientes están en constante movimiento y migración, se precisa el uso del retenedor.

Aún así, el paciente tiene su cuota muy importante, cumplir la labor que le encomienda el ortodoncista como por ejemplo no ingerir cierto tipo de alimentos mientras se tienen puestos los brackets o visitar a su dentista cada seis meses, para controlar la higiene y posibles caries dentales.

Objetivos concretos

A diferencia de lo que sucede con los niños, con los dientes de los adultos, que se mueven a un ritmo más lento, no se puede hacer de todo. Por eso lo recomendable es establecer objetivos concretos y no tratamientos integrales.

Qué no hay que comer

Para evitar la rotura de los brackets no debe comer:

paletas, caramelos duros y pegagosos, hielo, goma de mascar, concón, turrón, huevo, semillas y frutas secas

La limpieza

El cepillo ortodóntico posee cerdas especiales con corte en "v" y una mango ergonómico y largo que permite remover la placa alrededor de los aparatos ortodónticos y los dientes. El hilo dental facilita la limpieza de los espacios interdentales y laterales de los dientes, incluyendo las líneas de las encías

Mantenimiento

El cuidado de los aparatos es de suma importancia para garantizar su buen funcionamiento. Por ejemplo, se debe tener precaución al ingerir los siguientes alimentos: Picaderas en funditas (platanitos, hojuelitas, doritos, nachos, chicharroncitos, cheetos, palomitas de maíz) las carnes, hot dogs, pizzas y frutas (guayabas manzanas, naranjas). Estas últimas deben ser cortadas en pedazos pequeños

Evolución en la técnica

El diseño de la aparatología de combinación, que interviene en un tratamiento de ortodoncia, se puede adaptar a la situación pertinente de las diferentes anomalías.

Desde la introducción de la técnica de Edgewise por el doctor Edward Angle, pasando por la técnica de alambres ligeros de Begg, hasta la actualidad, la ortodoncia ha experimentado diversas evoluciones.

Fue en 1925 cuando el doctor Edward H. Angle presenta la Técnica de Edgewise o Arco de canto por primera vez.

Ya en 1998 se realiza en Dallas, Texas el Congreso de la Asociación Americana de Ortodoncistas, en el cual el Dr. Lerner introduce el primer bracket de combinación en cerámica.

La versatilidad de los sistemas de combinación permite trabajar con las distintas técnicas convencionales de Ortodoncia en forma individual o combinada, aprovechando lo mejor del mundo ortodóntico.

La combinación de distintas técnicas y conceptos facilita alternativas útiles de las que se beneficia el paciente, reduciendo el tiempo de los tratamientos en general y su costo.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.