Ecos|04 jun 2007, 12:00 AM|1|POR TEXTO Y FOTOS: ELADIO FERNÁNDEZ

Los recursos naturales de Haití: Un problema de ambos países

Parque Nacional La Visite.
Ver Todas las Fotos (3)
Evidentemente, la mayoría de los habitantes de nuestro país conoce muy poco sobre la vecina República de Haití. Muchos me preguntan, "¿y es que queda algo que preservar en Haití?". A pesar de que nuestra percepción en este sentido no es del todo desacertada, la respuesta es que efectivamente quedan áreas muy importantes desde el punto de vista biológico. Las dos principales se encuentran clasificadas como parques nacionales: el Parque Nacional La Visite y el Parque Nacional Pic Macaya, ambas en la parte sur y suroeste (respectivamente) de Haití.

Con un área de 5,500 hectáreas, el Parque Nacional Pic Macaya se encuentra en la Península de Tiburón y posee la montaña mas alta de ese país, con 2, 347 metros sobre el nivel del mar. Sus bosques son una mezcla de pinares, en las zonas mas altas del parque, y de un bosque húmedo muy singular que crece sobre roca calcárea a una altura de 1000 metros. Para muchos es una sorpresa saber que este parque cuenta con uno de los niveles de biodiversidad mas altos del Caribe. Muchas de las especies de la flora y la fauna que allí se encuentran todavía no han sido descritas, algo que pudimos constatar luego de completar 3 expediciones en los últimos años, junto a investigadores de instituciones como los son el Vermont Institute of Natural Science (VINS), Societe Audubon d’Haiti (SAH), la Sociedad Ornitológica Hispaniola (SOH), La Universidad de Notre Dame en Puerto Príncipe, el Jardín Botánico Nacional, y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Pic Macaya también tiene el honor de poseer el 40% de todas las especies de orquídeas reportadas para la isla y el mayor numero de especies de anfibios del Caribe. A la vez tiene la desdicha de que el 93% de todas estas especies de ranas y sapos, están catalogados como en "peligro de extinción" de acuerdo al Listado Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Este alto porcentaje posiciona a Haití como el país con mayor porcentaje de anfibios amenazados del mundo––le sigue la Republica Dominicana con el 86%. Consecuentemente, Haití es de los primeros países en el orden mundial de prioridades a nivel de conservación. Irónicamente los fondos para apalear el deterioro y el mal aprovechamiento de los recursos de este parque, no se han hecho sentir por países solidarios de la comunidad internacional. Con cada día que pasa estamos perdiendo especies que aun no se han descrito para la ciencia y sobre las cuales no conocemos su posible importancia ecológica o para el ser humano. La perdida del patrimonio natural, ya sea en Haití o en Republica Dominicana, nos hace una isla mas pobre.

Aunque el Parque Nacional Pic Macaya tiene la ventaja de ser un lugar de difícil acceso, los bosques mas ricos e importantes a nivel biológicos en elevaciones medias, están siendo quemados y talados para practicar agricultura, lo cual pone en evidencia que la preservación de los recursos del parque va de la mano con buscar soluciones para las personas que viven en las comunidades aledañas; tarea que no es nada fácil, y que requiere conjugar diferentes organismos nacionales e internacionales para desempeñar un esfuerzo conjunto.

Mas hacia el este, el Parque Nacional La Visite se encuentra a 22 km al sur de Puerto Príncipe en el Massif La Selle, que viene siendo la continuación de la Sierra de Bahoruco en Republica Dominicana o vise-versa. Este parque se caracteriza por tener uno de los pinares mas extensos en el territorio Haitiano, al igual que algunos fragmentos de bosque húmedo de montaña. Estos bosques están sujetos a la tala indiscriminada para usar la madera para la construcción de casas y a la extracción de trozos de corteza de pino (llamada cuaba en nuestro país). Como es de imaginar, no existe vigilancia ni controles sobre el uso de los recursos del parque por la obvia falta de recursos y por la falta de voluntad política. En mis cuatro años de viajar a esta zona, he visto un deterioro acelerado, constante y alarmante, muy parecido a lo que hoy en día esta ocurriendo en el lado de la Republica Dominicana. De continuar este acelerada tendencia, al Parque Nacional La Visite le quedan pocos años para desaparecer.

Otro motivo de gran preocupación es la escasez de agua que afecta a ambos países. Cada vez mas la reducción de los ríos, las repentinas crecidas de los ríos durante las épocas de lluvia y la sedimentación de las fuentes de agua, crearan problemas para ambos países. Eventos como las tragedias de Jimani y la inundación del pueblo de Gonaives son ejemplos de las consecuencias que podemos sufrir a causa de los altos índices de deforestación en ambos países.

Algunos pensarén, "¿qué tiene esto que ver conmigo y mi país?". La respuesta es que todo lo que ocurre cerca de la frontera a la corta o a la larga repercute sobre nosotros. Si tomamos en consideración que el Rió Artibonito, el cual nace en la Loma Nalga de Maco, irriga las tierras donde es cultivado el 80% de todo el arroz del lado Haitiano, entonces podemos apreciar lo importante que es manejar con prudencia un recurso que afecta inmensamente al vecino país.

Por otro lado, hay zonas en la Sierra de Bahoruco (no muy lejanas al Parque Nacional La Visite) como son Los Arroyos, Las Mercedes, Aguas Negras, La Altagracia, y El Aguacate, donde el deterioro de la cobertura boscosa en territorio Dominicano es una consecuencia directa de la necesidad de madera, carbón, y terrenos fértiles que tienen las comunidades fronterizas del lado haitiano. Este deterioro indudablemente va a ir creciendo y creando conflictos entre las comunidades de ambos países.

Nuestra visión y la planificación del manejo de los recursos naturales debe ir mas alla de los limites fronterizos entre la Republica Dominicana y Haití. Aunque la frontera entre ambos países posee una dinámica compleja, ambos países pudiesen encontrar soluciones mediante planes conjuntos. Estos planes deben contemplar la posibilidad de iniciar viveros forestales que beneficien las comunidades a ambos lados de la frontera; incrementar la colaboración en el área de la investigación científica; incentivar iniciativas conjuntas que busquen incrementar la producción de rubros como el café y el cacao, ambos excelentes opciones para crear nueva cobertura boscosa; etc. En fin, soluciones al problema ambiental en Haití existen, pero también debe haber la voluntad de enfrentarlas bajo el entendimiento de que solo juntos podemos lograrlo.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.