Noticias|03 sep 2007, 12:00 AM|POR Esteban Delgado

El ciclón San Zenón cuenta hoy 77 años

La tragedia de 1930 fue muy bien aprovechada por Trujillo Molina
Trujillo le supo sacar provecho a San Zenón.
Ver Todas las Fotos (2)
Santo Domingo. El tres de septiembre de 1930, hace hoy 77 años, cuando Rafael Leonidas Trijillo Molina apenas contaba con 17 días de haber asumido un gobierno ganado en elecciones "dudosas", el país sufrió el que tal vez ha sido el más devastador de los huracanes que han afectado a República Dominicana.

Pero la destrucción de este huracán sirvió además como instrumento político que le permitió al dictador consolidarse en el poder, e iniciar un proceso de reconstrucción de la ciudad en la práctica, y del país en la percepción de los dominicanos de la época y hasta de la actualidad.

El ciclón San Zenón, como se le bautizó por la fecha en que ocurrió, no fue tan intenso en velocidad de vientos como David (1979) y George (1998), pero su destrucción y secuela de muertos fue mucho mayor, debido a tres razones fundamentales: la trayectoria de este huracán fue por el mismo centro de la ciudad de Santo Domingo, la mayoría de las casas era de madera y techada de zinc, y el poco conocimiento de la población hizo que muchos salieran cuando el ojo del ciclón pasaba y ellos pensaban que todo había terminado, ignorando que se aproximaba la secuela del fenómeno.

Las estimaciones estadísticas indican que al menos 4,000 dominicanos perdieron la vida y 19,000 resultaron heridos en una ciudad donde se estima que había unos 50,000 habitantes.

Este tipo de tragedia natural por lo general beneficia la imagen de los gobernantes si saben aprovechar la coyuntura para erigirse como salvadores de la situación. Eso fue lo que aprovechó Trujillo, quien recién llegado al gobierno logró que el Congreso le concediera poderes especiales, habilitó cuatro comisiones de trabajo, distribuyó alimentos, ordenó la congelación de los precios y de los salarios para evitar especulación, y dispuso la construcción inmediata de edificaciones, escuelas, hospitales, caminos y empresas.

La tragedia de San Zenón, que fue inmortalizada por el famoso grupo de son cubano "Trío Matamoros", cuyos integrantes Rafael Cueto, Siro Rodríguez y Miguel Matamoros estaban de gira en el país, marcó, gracias a la habilidad y gestión propagandística de Trujillo, la diferencia de la "patria vieja de Concho Primo", y la "patrina nueva" trujillista. Es así como lo expresa el historiador Frank Moya Pons en su conferencia, recientemente editada "El ciclón San Zenón y la Patria Nueva", donde destaca el aprovechamiento político que hizo el dictador de la tragedia ocurrida el 3 de septiembre de 1930, hace hoy 77 años.

edelgado@diariolibre.com
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.