.
Noticias|14 dic 2007, 12:00 AM|POR William Valdés Roque, Licenciado en Cultura Física y Deportes. Entrenador de pitcheo.
BÉISBOL

Lesiones más comunes en los jugadores de Béisbol y los primeros auxilios

El tema de las lesiones en los jugadores de béisbol es una constante preocupación que siempre esta presente dentro del cuerpo técnico y gerencial de un equipo de béisbol.

La prevención es nuestra principal ayuda en estos casos. ¿Por que? Primero, cada equipo debe tener un registro o control medico de cada jugador antes del inicio de los entrenamientos de pre-temporada. Esto es a cualquier nivel, sea amateur o profesional, Este debe constar de exámenes y resultados médicos generales de cada atleta, por ejemplo oftalmológicos, odontológicos, cardiacos, de glicemia( niveles de azúcares en la sangre) y colesterol (nivel de grasa en la sangre)

Como vivimos en climas húmedos y de mucho calor, con temperaturas que llegan hasta los 36 o 38grados y una humedad relativa hasta de un 95%, la planificación del horario de los entrenamientos es fundamental, pues siempre se debe aprovechar las primeras horas de la mañana, una hora después de levantarse y terminar una hora antes del mediodía, pues no se recomienda la exposición prolongada a los rayos ultravioletas de la luz solar. Estos son mas fuertes entre las 12:00 del mediodía y las 3:00 de la tarde, y pueden producir lesiones en la piel y oculares.

A continuación les muestro un recuadro con las principales lesiones por la fatiga muscular y exposición extrema al calor.

En algunas ocasiones se nos presentan situaciones de juego, donde nuestros jugadores sufren alguna lesión muscular o pequeño dolor, debido a contusiones con otros jugadores, pelotazos o choques con verjas, etc. Siempre debemos tener junto a nosotros a los trainers o terapistas físicos, que trabajan con los equipos. Ellos son los especialistas en su área y los responsables de la salud fisica de los jugadores, pero lo más importante, es que deben siempre mantener informado al manager y coach de pitcheo del estado físico de los jugadores y lanzadores. Durante la temporada de béisbol hay cierta cantidad de lesiones, que tratadas adecuadamente y a tiempo, son eliminadas rápidamente. Hay una norma invariable que debe seguirse cuando aparezcan éstas. Si la lesión es de índole menor y el training, coach o manager esta capacitado para tratarla, debe hacerlo y de lo contrario, enviar al lesionado a un médico especialista.

Aquí les describo diferentes tipos de lesiones y la forma correcta de tratarlas:

1- Dolores musculares- Mejorar su acondicionamiento físico, comenzar el trabajo de menor a mayor e incrementarlo según su cuerpo se sienta en condiciones de realizarlo con mas intensidad. Se aconseja descanso, tratamientos con calor y masajes, según sea el caso. El jugador debe tomar el tratamiento de calor y masajes metódicamente, pero nunca sin dejar de entrenar, aunque disminuyendo la intensidad del trabajo, mientras duran los dolores musculares.

2- Dolor en el brazo de lanzar- El descanso es la mejor medicina, acompañado de tratamientos de calor en cualquier forma: diatermia, paños calientes, masajes, etc., manteniendo el tratamiento hasta que el dolor desaparezca por completo. El descanso debe ser sólo del brazo de lanzar, por que cualquier intento de trabajo para el brazo agravara la lesión. La bursitis, las lesiones del músculo rotor y el hombro, además del dolor de codo (lesión Tommy John), deben ser tratados por un medico especialista, ya que son lesiones graves, provocan mucho dolor, son de especial cuidado y al final siempre terminan en procesos quirúrgicos.

3-Charley horse- Es el desgarramiento de las fibras de los tejidos musculares, con rompimiento de vasos sanguíneos, a causa de una contracción violenta de uno o varios músculos. Tan pronto esta lesión sea reportada, lo primero es cerciorarse si verdaderamente es un charley horse y si es así, inmediatamente se procederá a una aplicación de hielo durante treinta minutos para contraer los vasos sanguíneos y eliminar la posibilidad de que se produzca un derrame interno de sangre. Frotar el hielo sobre la parte dañada elimina el dolor. Después del hielo, cualquier forma de calor puede ser usada, la diatermia o paños de agua caliente. Esta última forma penetra mejor en los tejidos. Masajes suaves, lentos, rítmicos de 15 a 20 minutos de duración, junto al descanso, es lo que ayudara a la completa recuperación del jugador.Después de la recuperación, se comenzará el entrenamiento en forma lenta y con la parte vendada para evitar recaídas.

4- Otras lesiones. Los casos de jugadores con síntomas de enfermedades de índole respiratorio, lumbares, neurológicas, visuales, alérgicas y procesos infecciosos de la piel o los pies, así como con dolencias del tipo óseo, deben ser remitidos por los trainners y personal autorizado de los equipos, a un medico especialista, nunca a un medico general. Éste los chequeara y les dará el proceso de rehabilitación más adecuado.

Nos queda claro en este tema, que si poseemos el control médico de cada atleta o por lo menos algún historial médico, una planificación adecuada de las cargas de entrenamientos y de su horario, los conocimientos de los primeros auxilios por parte del personal técnico y su aplicación en el momento preciso, podemos contar con un equipo de jugadores de béisbol donde le podemos sacar el máximo de su rendimiento físico.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.