Noticias|14 jun 2011, 12:00 AM|41|POR Lisania batista

El cólera obliga ampliar área en el Luis E. Aybar

Adoptan más medidas para tratar de evitar avance del mal
En hospitales tuvieron que habilitar más camas a pacientes.
SANTO DOMINGO. Las autoridades del Ministerio de Salud habilitaron un área infantil para pacientes con los síntomas de cólera del hospital Luis Eduardo Aybar, donde el pasado viernes había hasta tres menores acostados en una cama.

Además de disponer de un mayor espacio, se instalaron abanicos de techo y ampliaron de siete a once el número de camas especiales.

La medida constituye un alivio para los padres y el personal de salud que asiste a los menores enfermos, porque disminuye la posibilidad de contagio, en el caso de los pacientes que tienen diarrea viral o común, y que requieren de hasta 10 días de internamiento.

Ayer ingresaron al área tres casos nuevos para completar 16; con 13 de la semana anterior, sin embargo, algunos no requerían estar acostados porque estaban en el plan B del protocolo de atenciones a pacientes sospechosos de cólera, donde los enfermos reciben rehidratación oral cargados o sentados en sillas.

En ese hospital se reportaron ayer 46 pacientes, entre ellos 30 adultos y de éstos cinco de nuevo ingreso.

En el hospital Francisco Moscoso Puello, los internados sumaron 19 y en el Santo Socorro, la cifra fue de siete.

Al informar, el doctor Edison Féliz dijo que, a pesar de los constantes casos que reciben a diario, la vida del paciente está garantizada, siempre y cuando los enfermos sean llevados a tiempo.

Asegura que es por eso que en los últimos días no se han producido defunciones y por la vigilancia estricta, que según él, mantienen en la unidad.

En cuanto a los hospitales públicos de las provincias San Cristóbal, Santiago y San Pedro de Macorís , el ministro de Salud Pública, Bautista Rojas Gómez, informó que los reportes dan cuenta de menos ingresos de casos de diarrea.

Cárceles

Al referirse a la situación sanitaria a lo interno de las cárceles, el ministro de Salud dijo de la Penitenciaría Nacional de La Victoria, en la que la semana pasada se registraron casos de diarrea entre reclusos, ayer habían seis en observación.

Informó que trabaja con las autoridades de la Procuraduría General de la República, para mantener control sanitario en todos los recintos carcelarios del país y que iniciaron el pasado domingo con la prohibición de entrar al penal bebidas preparadas, como jugos.

También, hicieron limpieza e higiene en la celda denominada El Galpón, una de las afectadas, así como quimioprofilaxis, que incluyó militares, internos y policías que prestan servicios en las diferentes cárceles del país.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.