Revista|22 jun 2011, 12:03 AM|2|POR Himilce Amelia Tejada

Los baños milagrosos

Un buen baño caliente puede ayudar a mejorar los dolores musculares, acelerar el sueño y disminuir la ansiedad.
SANTO DOMINGO. Desde que el mundo es mundo, asumimos que la gente se baña por muchas razones: para refrescarse, para sentirse limpios, e incluso más saludables.

Conocemos que desde tiempos antiguos y en diferentes culturas alrededor del mundo, los baños de inmersión se usaban para tratar todo tipo de dolencias: desde piedras en los riñones a picaduras de escorpión. Afortunadamente tenemos medios más especializados para tratar esas dolencias hoy en día, pero la mayoría de nosotros prefiere un buen baño caliente para mejorar dolores musculares, coyunturas achacosas, picazón generalizada, acelerar el sueño y disminuir la ansiedad.

El agua tibia tiene la maravillosa propiedad de relajar los músculos y estimular la circulación sanguínea, acelerando el envío de nutrientes curativos a los tejidos que están provocando el dolor.

Puede agregar fragancias y sustancias específicas para hacer de su baño una experiencia con propiedades curativas.

Aceites esenciales:

Una manera maravillosa de mejorar el poder sanador de un buen baño es agregando aceites esenciales al agua tibia. La mayoría de estas esencias están disponibles en tiendas especializadas y farmacias.

Cada uno de estos aceites tienen su propia especialidad: después de un día especialmente largo y cansado, unas cuantas gotas de aceite de pino le devolverán el vigor perdido. El aceite de eucalipto lo mantiene alerta y descongestionado; la lavanda es antidepresiva y se dice que el aceite de romero es maravilloso para la memoria. Imagine lo que puede lograr si los combina...

• Para la artritis: si padece de artritis, los naturistas recomiendan que agregue 4 gotas de aceite de enebro y dos gotas de aceite de ciprés, lavanda y romero, junto con media taza de sal de Epsom.

• Para lograr un sueño profundo: use de 2 a 4 cucharadas de sal marina, 4 gotas de aceite de lavanda, tres de mejorana y tres más de aceite de limón.

• Para aliviar la tensión: agregue a la bañera cinco gotas de aceite de lavanda, 3 de ylang - ylang, dos gotas de aceite de bergamota y media taza de sal de Epsom.

Si tiende a hacer alergias, es importante que pruebe su tolerancia a estos aceites antes de sumergirse en ellos. Diluya un poco de aceite esencial y con una bolita de algodón, ponga un poco en el brazo. Si a las doce horas no presenta ninguna reacción alérgica, disfrute su baño de tina.

• Acabe con la picazón: Si la picazón es un problema en su vida, sumergirse en una bañera con ciertos ingredientes de su cocina, puede ser casi tan bueno como una receta.

• Polvo de hornear: como probablemente sepa, el polvo de hornear (baking powder), es un remedio maravilloso para la piel. Si alguno de los suyos tiene varicela, agregue media taza a media bañera, o taza completa, si puede sumergirse para controlar el picor.

• Avena: para remediar la picazón provocada por alergias, rozaduras o quemaduras menores ocasionadas por el sol. En agua tibia, agregue una taza de avena en una media de nylon y átela bien. Déjela flotar en la bañera mientras se sumerge. Tenga mucho cuidado al salir porque la avena pone el baño sumamente resbaloso.

• Vinagre: gracias a que acidifica la piel, el vinagre es otro remedio casero efectivo contra la picazón. Si lo suyo es una quemadura de sol o soriasis, disfrute de un baño a temperatura normal agregando al agua 2 tazas de vinagre antes de entrar.

• Para dolores de cabeza, fiebre o congestión: agregue mostaza en polvo a una "ponchera" de agua tibia y remoje los pies. Esto hace que la sangre circule más rápidamente relajando la presión de los vasos capilares en su cabeza.

• ¿Pies muy resecos? 2 gotas de aceite de menta y 4 de aceite de romero. Dejará su piel como la de un bebé.

himilcetejada@live.com
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.