Noticias|28 sep 2011, 10:59 AM|28|POR Diario Libre

Policía cancela cinco oficiales superiores y 12 subalternos

Están implicados en distintos hechos reñidos con las leyes
SANTO DOMINGO.- Un coronel, cuatro mayores, un capitán, dos primeros tenientes, nueve segundos tenientes, dos sargentos mayores, un cabo y un raso, fueron separados de las filas de la Policía Nacional, por distintos hechos de indisciplina y actos reñidos con la ley.

Entre los oficiales cancelados por el Poder Ejecutivo, ante recomendación del Consejo Superior Policial, figuran el coronel Manuel de Jesús Feliz Bello, y los mayores Wascar Antonio Cavallo Deñó y Ricky Rosario Lantigua, por haberse determinado mediante investigación realizada por la Dirección Central de Asuntos Internos, que actuaron de manera incorrecta en el desempeño de sus funciones.

Las pesquisas establecieron que el coronel Feliz Bello, retirado de manera forzosa, mintió al negar que tuviera asignado para servicio al hoy ex cabo Wascar Antonio Cavallo Montero, implicado en la muerte del teniente coronel César Augusto Ubri Bocio, quedando comprobada que éste era consentido y protegido suyo.

Mientras que el mayor Cavallo Deño incurrió en violación a la ética policial y los reglamentos, ya que teniendo conocimiento de que su hijo, el referido cabo formaba parte de una organización criminal, compuesta por los nombrados Alexander Radhames Matos Fernández, Andrés Mateo Carrasco y Otilio Guarocuya Sánchez.

En lo que concierne al mayor Rosario Lantigua, se recomendó su cancelación por haberse determinado que mientras desempeñaba las funciones de Encargado de Archivo y Cómputos de la de la Intendencia de Armas, PN, realizaba cargos de armas de fuego sin autorización, llegando a asignar un revolver, una pistola y una escopeta al hoy ex cabo Cavallo Montero.

De acuerdo al mayor Cavallo Deñó, las armas le fueron cargadas a su hijo por el mayor Rosario Lantigua a cambio de una indeterminada suma de dinero.

Otro mayor separado de la institución mediante retiro forzoso es Robinson González Hilario, por el hecho de haberse comprobado que realizó las diligencias para que el señor Sixto Then Cruz, comprara la pistola Glock, calibre 9 mm, número DHZ370, por la suma de RD$15,000.00, la cual había sido sustraída al teniente coronel (R) Martín Almonte García, EN, por un desconocido, en fecha 6-7-2003, en la avenida Enriqueillo, del sector Bella Vista.

En tanto, que el también mayor Armando Alberto Reynoso fue puesto en retiro forzoso por haberse determinado mediante investigación que salió del país sin estar provisto del permiso correspondiente, en fecha 17-08-2011, para dedicarse a actividades diversas, bajo argumento de que se encontraba brindando asistencia a su madre.

Mientras que el capitán Roberto Zabala Encarnación fue cancelado por el hecho de remolcar un vehículo Lexus LS40, que se encontraba estacionado en los alrededores del Hospital Central de las Fuerzas, lo cual hizo aprovechando su condición de Supervisor de la Zona 16 de la AMET.

El cancelado oficial, según se pudo determinar, posteriormente reparó y empezó a utilizar el referido vehículo, propiedad del señor Wellington Gautreux Núñez, y dejado en el referido lugar por el sargento mayor Gerard Gautreaux Cedeño, hermano del propietario.

Asimismo, fue cancelado el primer teniente Roberto Carela Lebrón, por haberse determinado que junto al cabo José Altagracia Santana Cuevas, también cancelado, se dedicaban a extorsionar a los ciudadanos que se desplazaban por la Autopista 6 de Noviembre, lo cual fue evidenciado mediante fotografías y videos, tomadas por un equipo de Inteligencia.

Otro primer teniente separado de las filas policiales mediante retiro forzoso es Frank Melvin Dotel Nin, por haber sido sometido a la justicia, acusado de violar sexualmente a una hija suya y cometer el mismo crimen contra una sobrina, a la cual incluso embarazó, ambas víctimas menores de edad. Su proceso judicial es llevado en la jurisdicción de Barahona, donde se le impuso una medida de coerción, consistente en prisión preventiva.

La disposición del Consejo Superior Policial, acogida por el Poder Ejecutivo, abarcó además el retiro forzoso del segundo teniente Serafín Consuegra Ventura, por el hecho de haberse comprobado que ocupó de manera irregular un arma de fuego al ciudadano Feliz Corniel Gutiérrez, mientras se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en las fiestas patronales de Laguna Salada.

También fue retirado de manera forzosa el segundo teniente Damaso Méndez Espino, tras ser sometido a la justicia en La Vega, imputado de homicidio voluntario en perjuicio de Altagracia Robles Rosario. Por este hecho fue condenado a cumplir una condena de 30 años.

Otro segundo teniente retirado de manera forzosa por el Poder Ejecutivo es Delio de la Rosa Jiménez, por el hecho de aceptar RD$1,500.00 de manos de la señora Gabriela Martínez, pariente de un menor era procesado por un robo de RD$5,000.00 de la vivienda del señor Antolin Girón.

Entre los segundos tenientes puesto en retiro forzoso figura, además, César Gil Tejada, por ausentarse sin permiso por unos dos meses, luego de que conociera que había sido trasladado.

Mientras que el segundo teniente Luis Rodríguez Peguero fue cancelado por haber desertado de las filas de la institución en fecha 14-02-2011, desconociéndose hasta el momento su paradero.

La medida indica, además, que el segundo teniente Enrique Figuereo de León, fue puesto en retiro forzoso, por el hecho de ordenar la libertad del presunto delincuente José Antonio Jiménez (Pecao), esto a pesar de que se le había ocupado una pistola y una porción de cocaína. Para tomar tal medida aprovechó su condición de comandante del Destacamento del barrio Nuevo de Madre Vieja Norte, en San Cristóbal.

También fue puesto en retiro forzoso el segundo teniente Germán Ureña, y dados de baja por mala conducta el sargento mayor Jovino Muñoz Manzueta y el raso Rafael Mena Peña, por el hecho de apresar al ciudadano Andrés Arias Nuñez y despojarlo de RD$600.00, nueve T-Shirts y una comisa, dejándolo posteriormente abandonado próximo a la Cabaña "El Bonche", en Santo Domingo Norte.

Otro segundo teniente puesto en retiro forzoso es Humberto Hernández Rodríguez, por haberse comprobado mediante investigación que emitió una certificación de no antecedentes penales a favor del señor Juan Carlos García Tejada, sin estar facultado para esos fines, a pesar de éste estar reportado con la ficha 00000623,por intento de violación sexual en perjuicio de una menor de 12 años.

Fue separado de manera forzosa de la institución, además, el segundo teniente Andrés Avelino Bernard, por el hecho de determinarse que teniendo conocimiento de que su hijo Luis Miguel Bernard Cuevas (El Gordo) era integrante de una banda de atracadores, que operaba en el sector Los Pinos, de Guachupita, procedió a brindarle asesoría de cómo debía actuar para evadir la persecución policial. Esta situación quedó evidenciada ante llamadas que le realizó a su hijo en tal sentido.

En tanto que el sargento mayor Cristino Méndez Méndez fue retirado de manera forzosa por haber sido sometido a la justicia en Montecristi, por el hecho de maltratar física y verbalmente a su ex concubina Modesta Díaz Francisco.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.