Noticias|26 oct 2011, 12:05 AM|22|POR Diario Libre

Implican teniente y pilotos venezolanos en robo avión

Según la investigación, el oficial que también es piloto, habría cobrado US$350 mil por sacar la nave
La aeronave robada pertenece al Grupo Puntacana y está valorada en US$2.5 millones.
SD. El primer teniente del Ejército Nacional, piloto John E. Pércival Matos, está detenido desde ayer para fines de investigación porque se le señala como el principal sospechoso del robo del avión N871C del Grupo Puntacana, que fue sustraído del Aeropuerto Internacional Joaquín Balaguer (El Higüero) en la madrugada del pasado domingo.

Frank Soto, procurador general adjunto que lleva la investigación, confirmó a DL la detención de Percival Matos, quien ayer fue interrogado en el J2, organismo de inteligencia del Ejército, y en la tarde fue trasladado al Palacio de la Policía Nacional, donde también fue cuestionado por el general Héctor García Cuevas, director central de Investigaciones Criminales. Al cierre de esta edición seguía detenido en la cárcel de alta seguridad de la Policía.

De acuerdo con la investigación que se lleva del caso, Pércival Matos habría cobrado US$350 mil por robarse la aeronave, que fue sacada con las luces apagadas del aeropuerto, y llevada a Venezuela por los pilotos de ese país, Pedro Genaro y Ramón de los Santos, con el fin de transportar un supuesto cargamento de drogas desde ese país a una finca en Las Matas. "Todo parece indicar que este oficial ingresó a los venezolanos Pedro Genaro y Ramón de los Santos, quienes habrían sido los pilotos que condujeron la aeronave hasta Venezuela", indica el documento al que DL tuvo acceso.

Agrega que "los venezolanos estuvieron hospedados en el Hotel Resident Inn, ubicado en la José Contreras desde el día 2 de octubre, sirviendo de canal al 'narcotraficante principal' (no identificado) que había tratado con Pércival Matos el robo de la aeronave por el monto de US$350,000.00 dólares".

El informe detalla que "El Teniente", como también se le llama, ingresó a El Higüero junto a los venezolanos, utilizando nombres falsos y que se escondió en un hangar ayudado por su esposa, Ginnssellys Halversoni Vásquez, quien dijo tener tres semanas trabajando para la compañía Aerointer, que funciona en el hangar 6. "Según fuentes, fue allí donde se escondió Pércival, ya que se registraron llamadas entre las 20:00 (8 de la noche) y las 03:15 de la madrugada del 23 de octubre donde éste conversaba con su esposa en baja voz para no ser detectado...", explica el documento.

Para ingresar al aeropuerto, Pércival Matos llenó un registro como piloto, utilizando el nombre falso de Arturo Flores, y como copiloto anotó a Luis Santana. Declaró que llevaría a los supuestos pasajeros Carlos Andrés Santiago y Arturo Torres Santiago a La Romana, en un vuelo privado de la empresa Acsa.

Sin embargo, dejó un cabo suelto, pues la persona de control pudo ver su carnet del Ejército, aunque no los detalles. Esto permitió comprobar posteriormente que es de la Caballería Aérea. Pércival Matos es de una familia de pilotos. Es hijo del general retirado y también piloto, Rafael Bienvenido Pércival Peña, y su hermano, Jorge Humberto, también vuela aeronaves.

Las indagatorias indican que tras las dificultades para abastecer de combustible el avión, "El Teniente" y otro sólo nombrado como "La Chispita", lograron suplirlo extrayendo combustible a una aeronave del hangar 16 de Santo Domingo Motors.

Las autoridades confirmaron la participación de Pércival Peña tras practicarle las pruebas caligráficas y comprobar que tenía las mismas letras que el supuesto piloto Arturo Flores.

Ni cámaras ni vigilante


El informe señala que la investigación se dificultó porque en el hangar 12, desde donde fue robado el avión del Grupo Puntacana, no había cámaras de vigilancia, ni puertas ni vigilante privado, el cual fue retirado un año atrás.

Esto, resalta el documento "contradice las normas que establece el Programa de Seguridad de Explotación Aérea, que responsabiliza a las empresas de la seguridad directa de sus respectivas aeronaves".

Aerodom Explica

De su lado, Aerodom aclaró que como resultado de las inspecciones de seguridad realizadas por el CESAC en abril del 2011, se recomendó "que los arrendatarios de los hangares instalen un Sistema de Circuito Cerrado de Televisión (CCTV), en el interior de los mismos con sensores de movimiento e infrarrojo y grabaciones continuas de las operaciones, con el objetivo de vigilar e identificar la intrusión de personas no autorizadas al área". Sin embargo, la investigación destaca que el hangar donde se encontraba la aeronave no cumplía con estas medidas de seguridad. No había cámaras ni puertas ni vigilante privado.

Lea el texto completo de la investigación
 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.