Policial|20 nov 2012, 1:02 PM|7|POR Diario Libre
GUARDADO EN:PN, celulares, DNCD, Blackberry

PN ocupa 339 celulares a un colombiano y dos dominicanos

Eran robados y enviados a Colombia para evadir el rastreo de las autoridades
Los celulares eran llevados a Colombia
SANTO DOMINGO. La Policía Nacional, en coordinación con el Ministerio Público y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), desmanteló una poderosa red de delincuentes con ramificaciones internacionales, ocupando 337 celulares marca BlackBerry y dos I-phone, que habían sido robados en distintos puntos del país.

También un listado con los IMEIS de 480 aparatos de la misma marca, los cuales se comprobó fueron enviados a Colombia a través de distintas empresas de envíos de valores.

Mientras que los 339 celulares ocupados durante un allanamiento realizado en una residencia ubicada en la Calle Peatonal 2, número 1, del sector El Almirante, Santo Domingo Este, estaban listos para ser enviados al referido a la nación suramericana, donde se ha podido establecer opera otra ramificación de la red desmantelada en el país.

La Policía dijo, en nota de prensa enviada a Diariolibre.com, que los detenidos por comprar celulares robados, en su gran mayoría BB, para luego comercializarlos fuera del país, son el colombiano Jairo Alonso Bedoya Naranjo y los dominicanos Pedro José Garrido y Miguel Liriano Lizardo.

Mientras se amplían las investigaciones para ubicar a otros posibles implicados en los robos de celulares BB y su posterior comercialización.

En el proceso investigativo se ha ocupado decenas de evidencias que comprometen la responsabilidad de los detenidos en los hechos antes descritos, tales como recibos de envíos de distintas empresas de "courier", piezas de equipos desmantelados, listado de IMEIS, entre otras.

Los investigadores pudieron determinar que los prevenidos utilizaban los servicios de decenas de arrebatadores de celulares, que operan en distintos puntos de esta capital y la provincia Santo Domingo, a quienes compraban los BB robados en sumas que oscilan entre RD$1,200 y RD$1,500 pesos, los cuales posteriormente vendían en Colombia en un precio aproximado de US$225 a US$350 dólares.

Esta actividad delictiva generaba ganancias millonarias a los integrantes de la desmantelada red internacional.

Se pudo establecer, además, que algunos aparatos eran utilizados como pieza para reparar otros que durante las acciones delictivas sufrían algunos desperfectos.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.