Sucesos|08 feb 2013, 09:44 AM|2|POR Miguel Cruz Tejada
GUARDADO EN:dominicano, crueldad, animal, condena

Condenan a un superintendente dominicano acusado de crueldad animal

Al menos 17 de los perros tuvieron que ser sacrificados después de haber sido rescatados
NUEVA YORK.- Un superintendente dominicano que administraba el edificio 1254 en la avenida Sherman del Alto Manhattan y en cuyo sótano mantenía 47 perros bajo maltrato y criaba otros de la raza pitbull para enfrentarlos con otros canes en violentas peleas, fue condenado ayer jueves entre 1 y 3 años de cárcel en la Corte Criminal de El Bronx.

Raúl Sánchez, de 59 años, no expresó ninguna emoción ni habló durante la audiencia de sentencia.

Fue detenido el 21 de junio del 2012 cuando la policía y la Asociación de Protección Animal (ASPCA), recibieron denuncias de que el dominicano mantenía a los perros en condiciones deplorables, además de tener en su poder equipos de entrenamiento para enseñar a los animales a pelear y para cuyos combates reclutaba apostadores.

Sánchez cayó en una redada hecha por las autoridades en el edificio de la referida avenida y cuando llegaron al sótano encontraron los casi 50 perros, muchos de los cuales estaban fláccidos, deshidratados y enfermos.

17 de los perros tuvieron que ser sacrificados después de haber sido rescatados del sótano, donde los mantenía Sánchez.

El superintendente dominicano que llevaba varios años trabajando en el inmueble, se declaró culpable de crueldad animal, posesión criminal de un arma y otros cargos en un acuerdo con los fiscales hecho en enero.

Otro hombre no identificado por los investigadores está también implicado en el caso, pero todavía no ha sido procesado judicialmente.

Además de los perros, las autoridades se incautaron de una pistola calibre 25 sin licencia, 22 jaulas de madera, cintas de correr para perros, correas, collares, jeringas, dinero en efectivo y un carrito de supermercado lleno de piezas crudas de pollo.

Anthony Favale, subinspector de la policía y quien dirigió el allanamiento a Sánchez dijo que la escena era tan horrible que no podía describirla. "Los perros estaban en diversas etapas de abusos y daños", añadió el oficial.

El espacio habilitado por Sánchez para las peleas de perros tiene capacidad para unas 100 personas.

Howard Lawrence, director senior de operaciones de ASPCA dijo que las pelear organizadas de perros es una forma brutal de maltrato a los animales con la que los canes son forzados a combatir para beneficio de sus propietarios, quienes los abusan y dañan.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.