Noticias|26 feb 2013, 12:00 AM|3|POR Yamalie Rosario

Club Rotario, con una labor social de 70 años en RD

Necesitan la integración de personas que tengan vocación de servicio
Una de las prótesis donadas a través de Rehabilitación.

SD. Trabajan como abejitas y a veces un poco tímidos, "sin cacarear" la gran labor social que realizan con tesón. Están representados en figuras prominentes de sus comunidades, como empresarios, comerciantes, médicos, abogados, religiosos, dirigentes comunitarios y otros. Es el Club Rotary Internacional, que a nivel mundial cuenta con 1 millón 200 mil socios, en 32 mil clubes ubicados en 200 países.

En República Dominicana tienen 65 clubes, de los cuales con 11 están ubicados en el Gran Santo Domingo. Los integrantes del Club Rotario Santo Domingo Mirador, Rudyar Montás Bazil, José Amauris Medina y Julio César Arencibia, actual presidente, parecen no poder registrar en su mente cada uno de los proyectos que han impulsado durante décadas.

Entre los proyectos impulsados está contribuir en la fundación de la Asociación Dominicana de Rehabilitación, del Instituto de la Diabetes, de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), del Consejo del Nordeste y de una universidad en Azua.

Montás Bazil, Medina y Arencibia destacaron la labor de esa institución sin fin de lucro a nivel mundial. Señalaron que en el país han impulsado proyectos diversos como uno para atender gratuitamente a infantes con quemaduras graves o con malformaciones congénitas, lo que realizan a través de un acuerdo con 22 hospitales Shriners de Estados Unidos, una red de de hospitales sin fines de lucro.

Constantemente hacen operativos médicos, en los que entregan medicamentos y donaciones de prótesis.

Ofrecen educación sobre salud materno-infantil sobre cómo tratar a los infantes e impulsan un programa de alfabetización, a través del cual más de 6 mil personas dejaron de ser iletradas.

Con su programa de entrega de prótesis de manos han beneficiado a más de 200 personas de escasos recursos económicos.

También contribuyen a que personas pobres creen su forma de sustento y desarrollan un amplio programa de becas educativas.

Un apostolado

Asumen su labor como un apostolado y cada semana evalúan las necesidades existentes en el país. Con sus gestiones obtienen los aportes económicos para desarrollar su labor social, y aunque están orgullosos de su rol saben que siempre falta mucho por hacer. Por esa razón, Arencibia admite que necesitan personas de buena voluntad que quieran formar parte de los rotarios. Por celebrarse los 108 años de la fundación de Rotary Internacional y sus 70 años en el país, el pasado sábado realizaron un operativo médico en Los Botaos de Yamasá.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.