Gobierno|22 mar 2013, 12:00 AM|3|POR Yamalie Rosario

Respaldan el Plan de Seguridad, pero piden incluir a la sociedad civil

Destacan hay voluntad política para aplicarlo; sugieren supervisar sus efectos y hacer mejoras

SD. Expertos en seguridad ciudadana, organizaciones de la sociedad civil y una federación de motoconchistas consideraron ayer positivo el Plan Integral de Seguridad Ciudadana, al considerar que se trata de un proyecto a largo plazo que contempla aspectos fundamentales para enfrentar la delincuencia y el crimen organizado.

Sin embargo, acogen el llamado del presidente Danilo Medina de que la población colabore con su implementación, al considerar que la mejor forma de hacerlo es involucrando a sectores de la sociedad civil en ese proceso.

El sociólogo y experto en seguridad ciudadana, Daniel Pou, afirmó que se trata de un proyecto que contempla los elementos fundamentales de una política de seguridad ciudadana.

El integrante de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) destacó la fuerte motivación que existe en el país, porque se observa el compromiso social del Estado, y destacó que sin éste el Plan sería un fracaso.

Entre los aspectos que considera prioritarios resalta la reforma de la Policía Nacional y del Ministerio de Interior y Policía, ya que no cuentan con la estructura adecuada. "Se nota que existe una voluntad política. El Plan es muy rico, muy aterrizado con la realidad nuestra. Requerirá de un gran esfuerzo del Estado, porque contempla transformaciones muy profundas en el tema institucional", expresó.

Expresó que la población tiene que entender que una transformación de ese tipo no se logra implementar en tres días y advirtió que existen resistencias culturales que hay que romper.

Otro aspecto prioritario- señala- es que se logre restablecer la confianza en la Policía Nacional y en otras instituciones, que motive que la sociedad se involucre.

Con ese fin, propone que el gobierno dé a conocer más detalles del Plan Integrar de Seguridad Ciudadana. "Hay que impulsar una campaña de empoderamiento ciudadano. La gente tiene que entender que no es una tarea de un Presidente", indicó.

En tanto, Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), también valoró como positivo el proyecto, y destacó que por primera vez el gobierno se refiere a la política criminal del Estado, y toma en cuenta la prevención y persecución de la delincuencia y el crimen organizado. Consideró importante el compromiso que tiene el gobierno para que el Plan sea exitoso.

Mejorar la capacitación de la Policía Nacional, su desempeño y transparentar lo que hace, entiende que es un eje central del proyecto.

El jurista ponderó el hecho de que por primera vez el gobierno contempla la coordinación interinstitucional para lograr su meta.

Sugiere que sobre la marcha se evalúe si funcionan o no algunos aspectos para irlos sustituyendo. Ve importante que el Estado reconoce que necesita ir de la mano con la sociedad para lograr la efectividad de ese proyecto.

El alto comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Porfirio Rojas Nina, apoya la iniciativa, pero no vislumbra que se logre la modernización policial sin un aumento de salarios.

Recomendó que las autoridades retomen propuestas que se han hecho de establecer el horario en el que deben trabajar los policías, y reestructurar esa institución de "arriba hacia abajo".

Mientras que el presidente de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT), Trajano Vidal Potentini, afirmó que el Plan Integral de Seguridad Ciudadana es trascendente y de alta prioridad.

Reiteró que hay que reconocer las causas que originan la delincuencia para que el gobierno pueda enfrentarlas con responsabilidad.

Cree que al mismo tiempo que implementa el referido plan, el gobierno debe ejecutar medidas para incentivar la creación de empleos, actividades deportivas, educativas y recreativas, así como incrementar políticas para prevenir el consumo de drogas y otros males.

Propuso llevar a cabo estudios para analizar los factores que inciden en la violencia.

Motoconchos

El presidente de la Asociación de Motoconchistas (Fenamoto), Oscar Almánzar, está de acuerdo con que se doten de placas a los motoconchistas, pero no entiende cómo el gobierno no involucró a los sectores sociales en la elaboración de ese proyecto. Ve positivo que se haya retomado el tema de la seguridad nacional. Dijo que Fenamoto tiene inscritos 70 mil, que existen 233 mil motoconchistas formales y que hay 1 millón que circulan sin registros.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.