Transporte|23 abr 2013, 12:00 AM|8|POR Nikaury Arias

Comportamiento de los pasajeros de la L2 Metro es "prudente"

Empezaron a distribuir tarjetas de recargas
Los pasajeros chatean o conversan en voz baja  en los trenes.

SANTO DOMINGO OESTE. Los usuarios de la segunda línea del Metro de Santo Domingo (L2) cumplen a cabalidad las reglamentaciones del moderno transporte público. Acciones como comer, fumar, portar armas y escuchar música, son sólo algunas de las prohibiciones, que fielmente los pasajeros optan por obedecer.

En adición, los usuarios del Metro no pueden recostarse de la puerta del tren; abordar y abandonarlo sin el toque de aviso; correr dentro de las estaciones y trenes, entre otras restricciones.

Este "civismo" de jóvenes y adultos se constató ayer en un recorrido realizado por un equipo de DL por la L2, desde la estación María Montez, en la avenida Gregorio Luperón, hasta la Eduardo Brito, en la avenida Francisco del Rosario Sánchez.

La educación se percibió y prevaleció durante el trayecto de 25 minutos, no sólo en el interior del Metro, sino en cada una de las estaciones, boleterías y escaleras eléctricas. La cautela, el silencio, el orden y la limpieza, sellaron el recorrido iniciado a las 10:15 a.m. y concluido a las 10:40 a.m.

El personal de seguridad, muy atento a cada paso del usuario, se percató de que ni una "mosca" perturbara el ambiente sosegado de las primeras horas del día.

La ruta por la L2 mostró el "excelente" comportamiento de cientos de personas, de distintas clases sociales, edades y ocupaciones.

Entretención usuarios

El chateo, las pláticas pausadas y en bajo tono y la lectura de un libro, ocuparon el tiempo de los pasajeros mientras arribaban a su destino final. Otros aprovecharon el aire acondicionado para "echar una pavita", o leer el Diario Libre Metro.

Aunque con asientos disponibles, decenas prefirieron disfrutar el transbordo de pie.

El ambiente que se deleita en la L2 del Metro, es totalmente opuesto al del sistema de transporte público tradicional, cuyos carros de concho y guaguas voladoras, con el ruido y el desorden, perturban el recorrido de los pasajeros".

Tarjetas de recargas llegan a l2

Muchos fueron los sorprendidos cuando se dispusieron a comprar su boleto para abordar la L2 del Metro de Santo Domingo, pues los vendedores en la boletería les informaron que tenían que comprar la tarjeta de recarga, a un costo de RD$50.00 (incluía una recarga). "Ahora tienen que comprar una tarjeta, son cincuenta pesos. Está cargada para un viaje", dijo uno de los representantes a una joven estudiante. Diario Libre publicó en fecha 15 de abril las dificultades presentadas por los usuarios de la nueva línea, al no poder contar con varias recargas. Ahora ya podrán evitar filas en la boletería.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.