Noticias|18 may 2013, 12:00 AM|4|POR Yamalie Rosario

Anteproyecto sometido por el Ejecutivo propone gran transformación de la Policía

Director General PN durará tres años; no podrán transferir miembros de FFAA
El Director General de la Policía deberá durar 3 años, y luego entrará en retiro.

SANTO DOMINGO. El anteproyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional, sometido el pasado jueves por el Poder Ejecutivo al Senado, contempla una transformación a lo interno de esa institución; desde la misión, que constituye su razón de ser, hasta su estructura organizacional, que estaría dividida en tres grandes ejes; el preventivo, el investigativo y de inteligencia.

De acuerdo con el artículo 3 de la referida propuesta legal Policía Nacional "es un cuerpo armado, técnico, permanente, profesional, jerarquizado, disciplinado, servicial, apartidista, no deliberante, obediente al poder civil y con jurisdicción nacional".

Eliminaría la figura de Jefe para ser sustituida por la de Director General, quien deberá durar 3 años desempeñando esas funciones, y cuando cese en las mismas, entrará en retiro. No podrá volver a desempeñar ese rol. Actualmente aunque no se ha cumplido siempre, el Jefe policial, según la Ley, debe durar 2 años en esas funciones.

En el artículo 5 del anteproyecto de Ley Orgánica, con el que se busca derogar la actual, la Ley 96-04, se establece su misión, que es la proteger la vida, integridad física y seguridad de las personas, así como garantizar las libertades, prevenir, perseguir e investigar las acciones delictivas bajo la dirección del Ministerio Público. Además, señala que debe preservar el orden público, prestar auxilio al Poder Judicial, al Ministerio Público y otras autoridades. Mantiene su rol preservar la seguridad ciudadana y contribuir a la paz social.

La propuesta del Poder Ejecutivo contempla cambios en la estructura del Consejo Superior Policial (CSP) porque incluye al Presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), en su lista de miembros. Mientras que adapta el cambio del nombre del Jefe por el del Director General Policial, que fungirá como el Director Ejecutivo del CSP.

El subdirector general de la Policía, el Director General de Prevención y el Director Central de Investigación, fueron incluidos en dicho consejo.

El Ministro de Interior y Policía seguiría presidiendo el CSP, debido a que el poder supremo del Presidente de la República continuaría siendo ejecutado a través de esa institución. También se mantendría en dicho consejo el Procurador General de la República.

Entre las prohibiciones e incompatibilidades citadas en el artículo 91 se prohíbe a los miembros de la Policía Nacional "desempeñar cargos públicos remunerados, salvo si el segundo se presta en el área de docencia, en jornadas distintas a las que han sido designadas".

El Director General nombrará a los miembros de la Policía, luego de que el CSP haya creado una plaza. Los miembros de las Fuerzas Armadas no se podrán transferir a la uniformada.

Especialidad

El anteproyecto propone que estén a cargo de la Dirección General de Prevención la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet), la Policía Turística, la Policía Escolar, la Policía para Protección de Dignatarios y la Policía de Niñas, Niños y Adolescentes.

Además, sugiere que los oficiales generales, oficiales superiores y el personal administrativo con potestades de dirección de la Policía "están obligados a presentar una declaración jurada de su patrimonio ante el Consejo Superior Policial cada dos años".

Cuando un policía entre en retiro y tenga una antigüedad en el rango de 7 años quedará ascendido a un grado superior.

Prometedor, pero hay que subir salarios 

Para el abogado Carlos Balcácer se trata de un proyecto legal muy prometedor y esperanzador que se ajusta a la Constitución vigente.

Sin embargo, el jurista cree que no basta con que en el Congreso Nacional aprueben esa propuesta legal, sino que en adición a eso se le designe un presupuesto más grande y que eso permita dotar a la Policía Nacional de vehículos y otras herramientas para que pueda realizar. También que los salarios de los uniformados sean incrementados.

Recordó que el problema de la delincuencia es un fenómeno social en el que inciden múltiples factores, por lo que no se logrará combatir con solo reformar una ley.

"Es una revolución total de la Policía Nacional. El hecho de que se separe sus roles de prevenir, perseguir e investigar y que, además, no se fomente el clientelismo y el tráfico de influencia al prohibir que el Jefe policial repita en el cargo", expresó.

Balcácer favorece la inclución de la condición no deliberante de los policías, porque no debe actuar con premeditación en los intercambios de disparos.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.