Internacional|24 may 2013, 06:56 AM|POR EFE

Un terremoto en Rusia de 8,2 grados provoca alerta de tsunami

Después el Ministerio para Situaciones de Emergencia anunció que no había peligro de tsunami
RUSIA.- El terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter que se registró hoy en el mar de Ojotsk, aunque no dejó víctimas, provocó una alerta de tsunami en el extremo oriente de Rusia y se sintió hasta en Moscú, a unos diez mil kilómetros de su epicentro.

El movimiento telúrico, que fue seguido de varias réplicas, se produjo 05.47 GMT en el mar de Ojotsk.

El departamento de Emergencia de la región de Sajalín, que incluye la isla homónima y cuatro islas Kuriles, decretó inmediatamente alerta de tsunami e instó a la población a abandonar las zonas de riesgo y dirigirse a lugares elevados.

Sin embargo, poco después el Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia anunció que no había peligro de tsunami para la costa este de país y levantó la alerta.

Según las autoridades de la península de Kamchatka, vecina de la isla de Sajalín, el seísmo no causó víctimas ni daños materiales.

Un portavoz del Servicio Hidrometeorológico de Rusia indicó a RIA-Nóvosti que por las características y la localización del foco del terremoto, a 602 kilómetros de profundidad, el seísmo no debería generar más que una ola de un metro.

El terremoto se sitió prácticamente en todo el país, incluidas Moscú y San Petersburgo, la antigua capital imperial.

En la capital rusa, según datos de la policía, unas 9.000 personas abandonaron sus viviendas y oficinas al sentir el temblor de tierra, que fue especialmente perceptible en las plantas altas de los edificios.

La policía y los servicios de emergencia de Moscú recibieron numerosas llamadas de habitantes de la ciudad alarmados por el suceso.

"Le pido que mantenga la situación bajo control y tranquilice a la gente. No ocurre nada terrible", dijo el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, citado por la agencia Interfax, al jefe del Departamento de Emergencia de la ciudad, Yuri Akímov.

El Instituto de Física de la Tierra (IFT) de la Academia de Ciencias rusas indicó en su página web que la pequeña intensidad con que se sintió el terremoto en las grandes ciudades de la parte europea del país no representa ningún peligro para su habitantes.

"En Rusia central, como en la ciudad de Moscu, no se observa ninguna actividad sísmica local", subrayó el IFT, que explicó que el terremoto afectó una extensa superficie debido a su elevada magnitud y la gran profundidad de su hipocentro.

Por su parte, el ministro de Emergencia, Vladímir Puchkov, indicó que lo más probable es que se produzcan nuevas réplicas del terremoto y "actualmente los sismólogos están preparando sus pronósticos".

"No hay víctimas a consecuencia del terremoto. Hay más de 100.000 personas que supervisan la situación en Kamchatka, Sajalín y otras regiones donde se ha sentido el seísmo", dijo Puchkov a la prensa.

Agregó que tras el terremoto se ordenó evaluar el estado de las principales infraestructuras del extremo oriente del país y Siberia.

"En estos momentos todos los sistemas y servicios vitales funcionan con absoluta normalidad", recalcó.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.