Noticias|06 jul 2013, 12:00 AM|5|POR Tania Molina

Ataques a agentes evidencian delincuencia no ha disminuido

Los últimos casos generan suspicacia entre algunos sectores
Medina y dos de sus hijas en el velatorio de Suleyka Ponciano.

SANTO DOMINGO. Los ataques contra agentes policiales y militares en medio de actos delictivos ocurridos en los últimos días, además de provocar la reacción de funcionarios del gobierno, que están demandando mano dura de parte de la Justicia, dejan suspicacia en algunos sectores, por el hecho, sobre todo, de que dos de las víctimas eran personas cercanas a la seguridad del presidente de la República, Danilo Medina.

Tales son los casos de la segundo teniente Suleyka Ponciano, asignada a la seguridad de la familia del Presidente, y que fue asesinada el pasado miércoles cuando se dirigía a su trabajo, y del también segundo teniente Jhonny Vásquez Tellerías.

Por un lado están los que piensan que se trata de un mensaje a las autoridades, por las acciones que han realizado últimamente, pero para muchos se trata de un evidencia de que el crimen y la delincuencia no han disminuido en el país, pese a los anuncios en los medios de comunicacióN.

Para el mayor general retirado Freddy González Estrada, detrás de los asesinatos de policías y militares hay en mensaje claro. "Es una respuesta en contra del uso de los militares (en el patrullaje de las calles), para decirles que nadie está exento de ellos", sostiene.

Sin embargo, no cree que las intenciones de quienes han llevado a cabo esos actos criminales sean las de hacerle daño particularmente al entorno del mandatario.

Por su parte, el especialista en seguridad, Daniel Pou, cree que las agresiones contra ambos agentes cercanos a la seguridad de Medina "llaman mucho la atención".

"Estos casos ponen de relieve que, pese a la maniobra mediática de que han mermado la violencia y la delincuencia, éstas siguen aconteciendo". Sostiene que los hechos ocurridos (se han registrado por los menos tres agentes muertos y cinco heridos en esta semana) no son una casualidad, ni una percepción, sino una problemática social que está afectando a todos y que ahora le tocó al Presidente.

Al también especialista en seguridad, Juan Tomás Taveras, le parece que los hechos son parte de la delincuencia común. "Dos de los tres agentes asesinados fue para quitarle el arma de fuego, lo que es algo cotidiano en este país", dijo.

Recordó que en apenas dos años fueron asesinados unos 250 agentes, en la mayoría de los casos para quitarles el arma de fuego.

Reconoce que a veces se dan casos dirigidos, pero no ve en éstos el perfil característico.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.