Gobierno|08 ago 2013, 4:53 PM|1|POR Diario Libre

Más de 60 mil bachilleres reciben este mes incentivo escolar de 500 y 1,000 pesos

Con la ayuda, que se entregan cada dos meses, se busca disminuir la deserción en el bachiller
La vicepresidenta Margarita Cedeño  junto a algunos de los beneficiarios.
SANTO DOMINGO.- Más de 60 mil adolescentes y jóvenes que viven en situación de pobreza recibirán antes del día 20 de este mes la segunda transferencia del Bono Escolar Estudiando Progreso (BEEP), que entrega el Gobierno cada dos meses a ese colectivo para incidir en la disminución de la deserción escolar en el bachillerato.

A través del BEEP se destinan entre 500 y 1,000 pesos mensuales a 61 mil 176 jóvenes pertenecientes a 46 mil 718 familias que reciben los beneficios del programa Progresando con Solidaridad, informa el gobierno.

Los recursos del BEEP, que estarán disponibles en las tarjetas Solidaridad de las familias beneficiarias, pueden utilizarse en más de cinco mil establecimientos comerciales adscritos a la Red de Abastecimiento Social (RAS) en todo el país. El primer desembolso que recibieron los hogares beneficiarios superó los 81 millones de pesos.

En la puesta en marcha de esta transferencia monetaria condicionada la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, Margarita Cedeño de Fernández, explicó que con el BEEP se busca obtener resultados similares a los obtenidos con el Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE), que ha permitido alcanzar una cobertura del 97 por ciento en la educación básica y una disminución de la deserción escolar en educación básica.

Dice, en una comunicación de prensa, que las familias beneficiarias del BEEP reciben como incentivo 500 pesos mensuales por cada joven que curse el primero o segundo del bachillerato; 750 por aquellos que estén matriculados y asistan al tercero y cuarto; y 1,000 por aquellos que cursen esos últimos cursos pero en la modalidad técnico profesional.

El BEEP se deposita bimensualmente en las cuentas electrónicas de los beneficiarios y fue lanzado en junio de este año tras un acuerdo entre el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales y el Ministerio Educación.

Como este bono escolar es una transferencia condicionada, sus receptores deben estar inscritos y asistir por lo menos al 85 por ciento de las clases, de lo contrario dejarán de percibir el incentivo económico. La asistencia a clases es revisada por el Ministerio de Educación y Progresando con Solidaridad, entidades que cruzan sus datos electrónicamente.

En la República Dominicana el índice de deserción escolar aumenta en el bachillerato, por lo cual la Vicepresidenta dice estar interesada en que los jóvenes permanezcan dentro del sistema educativo para que tengan acceso a más y mejores oportunidades que en el futuro le permitan el disfruten de mejores condiciones de vida y la oportunidad de romper el círculo de la pobreza.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.