NOTICIAS
| 16 MAR 2009, 12:00 AM

Trámites burocráticos ponen en peligro inversión millonaria

Piden a las autoridades motivar el proyecto para iniciar obra

Fotografía de la maqueta de la obra que se construirá en Canoa. Andrés Terrero

SANTO DOMINGO. La lentitud con que camina el proyecto para la construcción de un Centro Termal y Turístico cinco estrellas en Canoa, Barahona ha comenzado a preocupar a los inversionistas, quienes se han planteado la posibilidad de mirar otras opciones en la región, donde  puedan desarrollar el complejo que conlleva un capital de US$1,500 millones.

La situación obedece a que desde el 2007, cuando se firmó el protocolo de arrendamiento entre la Secretaría de Turismo y la empresa española Terma de La Salamandra, no es mucho lo que se ha avanzado y a la fecha ni se ha ratificado el contrato en el Congreso Nacional ni se ha otorgado el permiso de Medio Ambiente.

"Los inversionistas me están diciendo que está pasando, vamos para adelante o nos vamos a otro lugar, aquí efectivamente no nos dicen si vamos a resolver rápidamente las cosas, estamos cansados de todo", precisó Roberto Chetoni, presidente de la empresa Terma de La Salamandra.

A su juicio, el proyecto vendría a resolver muchos problemas en la región Sur del país, pues incluirá importantes inversiones que dinamizarán el desarrollo en la zona.

Explicó que a la fecha ha incurrido en gastos de US$2 millones en trámites jurídicos, pagos a campesinos y otras documentaciones, porque "quiero empezar, pero no puedo, porque me falta la ratificación del contrato en el Congreso Nacional; en Medio Ambiente hemos presentado todos los papeles, pero siempre nos dicen ahora necesitamos esto, ahora también necesitamos esto y ahora creemos que ya presentamos todo y estamos esperando".

Chetoni asegura que "los inversionistas muchas veces nos han dicho vámonos a otro lugar, pero yo creo en el proyecto y efectivamente hay la posibilidad de hacer algo increíble, yo no entiendo por qué no avanza".

Pero los escollos son tal, que hasta son colocados por miembros de comunidades vecinas al lugar donde se contempla construir el complejo turístico. Es el caso de Vicente Noble cuyos munícipes están exigiendo que se les entregue el 2% de las ganancias del hotel una vez el mismo esté operando.

A decir de Chetoni se ha llegado a acuerdo con la comunidad de Canoa, a quienes se les prometió la construcción de escuelas, centros deportivos, piscinas y otras obras para su desarrollo, pero sin embargo desde Vicente Noble se informó sobre las exigencias. En Canoa se hicieron seis mesas e diálogos.

Está dirigido al turismo de salud

El Centro Termal y Turístico estará dirigido a un turismo de salud que, de acuerdo al compromiso, cumplirá con todos los estándares internacionales. Ese tipo de complejo busca brindar descanso y relajamiento terapéutico mediante el agua termal y el contacto con la naturaleza, mejorando la calidad de vida del turista.

El empresario Chetoni pidió a las autoridades que actúen rápido para poder arrancar con el proyecto y que no pongan tantas trabas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
Fotos
Fotografía de la maqueta de la obra que se construirá en Canoa. Andrés Terrero
  • 1

    La pregunta del día

    ¿El presidente Medina debe hacer cambios de funcionarios este 27 de febrero?