Revista|15 sep 2010, 12:00 AM|3|POR Miguel Cruz Tejada

Acusan al merenguero Omega de violar condiciones de visa en NY

La empresa que hizo la gestión en el Departamento de Estado lo lleva a una corte de Manhattan
Omega desata lío en Nueva York.
NUEVA YORK. Un lío mayúsculo se ha generado por el visado del popular merenguero dominicano Omega (El Fuerte) a quien empresarios que lo contrataron para una presentación "benéfica" a través de una iglesia en Long Island, acusan de haber violado las condiciones de su entrada.

La demanda civil contra Omega y sus manejadores fue sometida por la empresaria norteamericana de la empresa TRIVECCA Entertaiment, LLC. La inversión fue hecha por la empresaria estadounidense Karen Saltau, a quien los representantes del merenguero se niegan a devolver el dinero que les entregó y quisieron rebajar el porcentaje acordado para ella. El artista es representado aquí por Kaylont Bogt, quien figura como principal sometido en la demanda.

La empresaria es la presidenta de la compañía que contrató a Omega. Las partes tendrán que volver a la corte con un acuerdo firmado o de lo contrario, el juez cancelará todo, incluyendo la visa del artista. La fecha límite para ese pacto es el 23 de septiembre.

Una investigación de este reportero en fuentes del Departamento de Estado, clarificó que la visa del artista es del tipo P-1 que se otorga a extranjeros que viajen a Estados Unidos para laborar en una organización de tipo religioso. Se incluyen ministros autorizados por una congregación reconocida para conducir oficios y desarrollar otras tareas usualmente desarrolladas por miembros del clérigo, tales como administrar los sacramentos o sus equivalentes. El término no aplica a predicadores.

Una vocación religiosa implica llevar una vida basada en la religión, evidenciada a través de un compromiso de vida como por ejemplo tomar votos (monjas, monjes, hermanos y hermanas) o una actividad que involucre y se relacione con el desarrollo de una vida religiosa tradicional (trabajadores litúrgicos, instructores de cantos religiosos, catequistas, trabajadores en un hospital religioso, misioneros, traductores religiosos o difusores religiosos).

La empresa "Children & Family Entertaiment" con sede en Hampstead (Long Island), fue la compañía que gestionó y logró conseguir el visado a Omega, pero usando una iglesia de esa misma localidad, en la calle 145 y su licencia es para una agencia de entretenimiento.

Omega llegó a EE.UU. el pasado fin de semana tras varios años tratando de regresar, al haber sido deportado de Puerto Rico.

Un juez de la Corte de Reclamos Civiles en Nueva York, habría ordenado la semana pasada que Omega sólo pueda presentarse en un evento organizado a través de una fundación y que no pueda realizar presentaciones fuera de Long Island.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.