Ecos|15 sep 2010, 12:00 AM|POR Simón Guerrero

Proyecto conservación de iguanas une a haitianos y dominicanos

 Participantes en el seminario sobre protección ecológica comunal.
Ver Todas las Fotos (2)
SANTO DOMINGO. Por primera vez en la historia de la conservación de la isla Hispaniola, se está implementando un proyecto cuyo objetivo es salvar una pequeña población de Iguana Ricordi (especie altamente amenazada) y su hábitat y en el que participan haitianos y dominicanos de ambos lados del tramo fronterizo entre las ciudades de Pedernales (RD) y Anse-a-Pitre (Haití). En este esfuerzo conjunto participan instituciones de ambos países, y se ha formado un grupo de jóvenes haitianos OJAA (Organización de Jóvenes Activos de Anse-a-Pitre), cuyo objetivo principal es monitorear y proteger el área donde viven y anidan las iguanas haitianas (Leza Rico se llaman en Creole). Los esfuerzos de este grupo ya han dado frutos: hicieron una propuesta para declarar la zona "área protegida comunal" y lograron detener actividades de extracción de arena que amenazaban con arruinar esta potencial reserva.

Este fin de semana tuvo lugar en Anse-a-Pitre un acontecimiento histórico: la realización del primer "Seminario Internacional sobre la Protección Ecológica Comunal", cuyo tema principal era la conservación de las iguanas y su hábitat. Participaron funcionarios y personalidades de ambos países, y un entusiasta grupo de jóvenes haitianos decididos a conservar su patrimonio natural. La lista de invitados incluía, por Haití, al Encargado de Medio Ambiente de la comunidad de Anse-a-Pitre, un juez de paz, oficiales de la policía, candidatos a síndicos, a diputado, a la magistratura, miembros de OJAA, y asociaciones de comerciantes. Por la RD figuraban en la lista el Cónsul Dominicano, el director de Medio Ambiente de Pedernales, el director de Medio Ambiente de Barahona, el párroco de la Iglesia Católica y miembros del Grupo Jaragua. Hubo cuatro conferencistas: la Dr. Masani Accimé, cuyo trabajo incansable ha hecho posible el proyecto; Yvonne Arias, primera ministra del Grupo Jaragua, Ernst Rupp, Laura Perdomo, de Birdlife International y Simón Guerrero.

Todo comenzó en el 2005 cuando Ernest Rupp, biólogo alemán increíblemente activo, que dirige el Proyecto de Conservación de las Iguanas Ricordi (Cyclura ricordii) implementado en RD por el Grupo Jaragua, descubrió que existía una pequeña población de esta especie endémica de nuestra isla en un bosque seco próximo a la playa de Anse-a-Pitre. Se confirmó también la presencia en la zona de Iguana Rinoceronte (Cyclura cornuta), la otra especie de iguana que habita en la Hispaniola, que es la única isla antillana que cuenta con dos especies del género Cyclura.

Pero no fue sino dos años más tarde (2207), que Athemas Jhemson, un miembro de OJAA, descubrió el primer nido en un lugar inesperado. Se tardó tanto en descubrir los nidos porque los buscaban en el tipo de hábitat en que anidan las de Pedernales, de acuerdo con los informes científicos. Las ricordis, que al parecer no han leído esos informes, anidan en la playa, no muy lejos del mar. La población se estima en menos de 50 ejemplares, partiendo del número de hembras reproductoras (unas 10) ubicadas hasta la fecha.

Una hermosa estrofa del himno nacional haitiano dice que es hermoso morir por la bandera y por la Patria. Haitianos y dominicanos debemos entender que cuando matamos una iguana o destruimos su ambiente estamos traicionando a la Patria. Es hermoso morir por la Patria, pero es igualmente hermoso, y más urgente, vivir por ella y evitar que se nos muera entre las manos. guerrero.simon@gmail.com


foto grupo jaragua

La población de iguana ricordi se estima en menos de 50 ejemplares, partiendo del número de hembras reproductoras (unas 10) ubicadas hasta la fecha
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.