.
Opinión|28 sep 2010, 12:01 AM|POR Diario Libre

De buena tinta - Los dichosos Objetivos...

La falla debe ser grande, pero sobre todo inocultable
No hay por qué consolarse con el mal de muchos como hacen los tontos, pero fuera bueno saber cuántos países llevan la delantera, o por lo menos están al día, en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio.

La falla tiene que ser grande, pero sobre todo inocultable, para que un mago de la palabra como el presidente Fernández, que aprovecha cada circunstancia y la pone al servicio de sus fines, la admitiera. Incluso, en un escenario como la Asamblea de la ONU en que debió lucírsela.

Fuera bueno averiguar, también, el grado de conocimiento que tienen los políticos dominicanos de los dichosos Objetivos, pues antes de que el mandatario revelara su incumplimiento, ningún partido había denunciado la situación.

Ni previsto lo que venía, ni urgido a evitarlo.

El gobierno no estuvo en los Objetivos, es verdad, pero tampoco la oposición, a pesar de que el Informe de la PNUD lo anticipaba todo.

¿Cómo podía el jefe del Estado decir al mundo que los Objetivos iban viento en popa, si la propia ONU, a través de una de sus dependencias, había puesto al gobierno al descubierto ? Era que no había de otra: la sinceridad y la honestidad se imponían.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.