Noticias|03 ago 2011, 11:51 AM|POR EFE

"Emily" deja miles de hogares sin luz e interrumpe actividad en Puerto Rico

La tormenta, que se espera que esta tarde llegue a República Dominicana y Haití, mantiene vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora
SAN JUAN.- Unos 13,700 hogares de Puerto Rico están hoy sin servicio eléctrico debido al paso de la tormenta tropical "Emily" por el sur de Puerto Rico, cuyo Gobierno decretó por segundo día consecutivo la interrupción de las actividades públicas para evitar riesgos.

Así lo detalló hoy el gobernador Luis Fortuño en una conferencia de prensa, en la que explicó que el servicio eléctrico afectado por las abundantes lluvias que "Emily" ha dejado en Puerto Rico desde la noche del martes se restablecerá durante las próximas horas.

Cerca de mil abonados de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados permanecen también sin servicio de agua, y tres compuertas de las represas en el barrio Carraízo de Trujillo Alto y La Plata en Toa Alta están abiertas por seguridad.

La tormenta, que se espera que esta tarde llegue a República Dominicana y Haití, mantiene vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora al momento de pasar por Puerto Rico y las pequeñas islas de Vieques y Culebra.

El líder del Ejecutivo puertorriqueño anunció además que las labores del Gobierno cesarán por segundo día consecutivo y que los empleados públicos no trabajarán, para evitar que se expongan a riesgos innecesarios.

Las autoridades han informado además que alrededor de una docena de carreteras, en su mayoría en el área norte de la isla, están intransitables debido a inundaciones.

El plan de contingencia establecido por el Gobierno local incluye el estado de alerta para 100 camiones cisterna y la preparación de los 370 refugios repartidos por toda la isla por si fuera necesario utilizarlos.

Fortuño recordó que una orden gubernamental prohíbe el alza de los precios de la gasolina y de los productos de primera necesidad en situaciones como esta.

El paso de "Emily" cerca de Puerto Rico también ha hecho que los cruceros de Caribbean Princess y Carnival Liberty cancelaran sus escalas en el puerto de San Juan.

Las agencias meteorológicas aseguran que el paso del sistema dejará al menos cuatro pulgadas más de lluvia durante el día.

En su boletín de las 08.00 hora local (12.00 GMT) de hoy, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, detalló que las bandas externas de lluvias de "Emily" ya afectaban a Puerto Rico y que el vértice de la tormenta se hallaba a 230 kilómetros al sur-sureste de Santo Domingo.

La tormenta mantiene vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, y se desplaza con una velocidad de traslación de 22 kilómetros por hora.

"Un ligero fortalecimiento es posible antes de que el centro de la tormenta se desplace sobre terreno alto de La Española y se debilite, para fortalecerse de nuevo al abandonar la isla", vaticinó el CNH, que prevé que en cinco días el centro de la tormenta esté cerca de la costa este de Florida (EE.UU.).

El Gobierno de Bahamas emitió una vigilancia de tormenta tropical (paso del sistema en 48 horas) para la zona central de Bahamas y permanece un aviso de tormenta (paso en 36 horas) para República Dominicana, Haití, Puerto Rico, las islas de Vieques y Culebra, el sureste de Bahamas y Turcos y Caicos.

En lo que va de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, que se extiende del 1 de junio y al 30 de noviembre, se han formado cinco tormentas tropicales: "Arlene", "Bret", "Cindy", "Don" y "Emily".

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por su sigla en inglés) pronosticó en mayo pasado la formación de entre 12 y 18 tormentas tropicales, de las que entre 6 y 10 podrían convertirse en ciclones.

De 3 a 6 de esos huracanes serán de gran intensidad, con vientos superiores a los 178 kilómetros por hora.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.