.
EN DIRECTO|26 nov 2012, 12:00 AM|5|POR Rafael Nuñez

Continuidad de una estrategia

Una asamblea de dirigentes de la facción del PPH que encabeza el expresidente Hipólito Mejía, anunció la pasada semana lo que planificaba tras bambalinas, como un componente más de la estrategia con la que pretendió quedarse con las elecciones del pasado 20 de mayo, aún sin contar con la mayoría popular, para lo cual ese grupo articuló planes al margen de la Ley, como el uso de la fuerza.

El plan de la campaña electoral consistió, en principio, en congelar el balón debido a que en el mes de agosto de 2011, el PPH aparecía en las encuestas con una ventaja cómoda frente al candidato peledeísta Danilo Medina, de manera que era cuestión de ganar tiempo para esperar el triunfo del 20 de mayo.

Al darse cuenta en diciembre del año pasado que las encuestas daban una lucha cerrada entre el PPH y Medina, pasaron a la fase número dos de la estrategia: Manipular encuestas, para lo cual se valían del polo mediático que planificaba todas las semanas en la avenida México, contando con firmas de sondeos que se prestaron para esa canallada.

Un tercer componente de la estrategia consistió en la puesta en operación de un Frente Tecnológico, anunciado con fanfarria a los medios de comunicación, y que de acuerdo con declaraciones del propio candidato, la Junta Central Electoral le iba a quedar chiquita en su desempeño con las informaciones que proporcionaría a tiempo ese equipo, con la exactitud de un reloj suizo. En ese grupo técnico se desarrolló un sub plan, a los fines de interferir los equipos de cómputos del propio organismo electoral, para lo cual se traerían dos técnicos extranjeros, que serían alojados en un hotel de la avenida Abraham Lincoln.

El reclutamiento de militares retirados, y de unos que otros oficiales activos de las Fuerzas Armadas, formó parte de la cuarta pata de la estrategia con la que el PPH planificó quedarse con las elecciones, a los fines de impedir, por segunda vez, que Danilo Medina llegara a la Presidencia de la República. Esas Tropas de Choque, compuestas-reitero- por veteranos de las Fuerzas Armadas y la Policía, así como por delincuentes de redes de narcotráfico reclutados en los barrios, fueron diseminadas por todo el territorio nacional con el propósito de "defender su triunfo", pero cuyo fin principal era desarticular la maquinaria electoral del PLD con intimidaciones y amenazas.

Al fallarle su plan de quedarse con las elecciones por cualquier vía, el grupo PPH puso a rodar la quinta fase del plan, que consistió en desacreditar los resultados ante los organismos internacionales, denunciando el caso ante la Organización de Estados Americanos. Para esa parte, el PPH contó con la colaboración de dos delegados extranjeros, que son aliados políticos de Mejía en el movimiento de partidos socialdemócratas de América Latina. Esos esfuerzos dedesprestigiar el triunfo, que en buena lid obtuvo Danilo Medina y el PLD, todavía seguían realizándose hasta hace unas semanas en Washington con miras a que la OEA emitiera una declaración censurable sobre los resultados, como respuesta a una carta enviada por Mejía a ese organismo. Esa realidad la pude contactar en mi reciente visita a esa ciudad, conversando con gente de la élite política allá.

Fracasados todos los planes, el PPH ahora opera las Tropas de Choque a nivel nacional para crear una situación de ingobernabilidad, lo que se evidencia con los reportes de medios de prensa de que el gobierno de Medina ha enfrentado 602 protestas, en solo tres meses. No niego que en algunas de esas protestas hay gente sin partido, esencialmente jóvenes de clase media que se sienten indignados por la reforma fiscal, resultante de la aplicación de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) para incrementar la presión tributaria. Sin embargo, se hace evidente que la fuerza política que perdió el 20 demayo, y sus aliados económicos y mediáticos, impulsan las quejas en las calles, quitándole legitimidad social.

Lo que la franquicia del PPH estaba haciendo sin dar la cara, ha sido puesto en evidencia cuando el propio Mejía, que aún no ha reconocido el triunfo de Medina, anuncia que su grupo estará en las calles. Esto quiere decir que las Tropas de Choque están en las calles, y que el grupo mediático sigue manipulando, con la única intención de desacreditar el mayor activo político del PLD y del país: El doctor Leonel Fernández , al tiempo que debilitan el gobierno.

Los últimos planes del PPH tendrían posibilidades de materializarse si en el gobierno y el partido oficial se enganchan a brutos o las baja pasiones les obnubila. Esas posibilidades las veo remota, pues aquella franquicia política ha sido derrotada en cinco elecciones consecutivas. Se impone la defensa cerrada de LeonelFernández, como han estado haciendo distintos sectores, para no permitir que lo crucifiquen moralmente a través de una campañamediática. En segundo lugar, hay que levantar las defensas comunicacionales, desarticuladas por falta de visión estratégica. El presidente Medina lo está haciendo bien; él necesita del esfuerzo de todos quienes tienen que aportar para que sus intenciones y acciones gubernamentales sean percibidas por la población sin la manipulación del polo mediático del PPH, el adversario real del PLD. Lo último que puede permitir el partido oficial es dejar que sus dos buques insignias, Leonel y Danilo, sean hechos trizas por la facción del PPH, que todavía no admite que perdió las elecciones y sigue su antigua estrategia. ¡Manos a la obra¡, porque e' pa' lante que vamos.

AM.|31 oct, 12:00 AM|
Comparaciones
Editorial|31 oct, 12:00 AM|
El panorama
De buena tinta|31 oct, 12:00 AM|
Menos tiros y más método
No respondo...|31 oct, 12:00 AM|
PRM: Nadita de nada
Global y Variable|31 oct, 12:00 AM|
Por caminos diferentes
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.