.
EDITORIAL|03 dic 2012, 12:00 AM|POR Diario Libre

Ciudad y discapacidad

Las ciudades dominicanas son enemigas de los discapacitados. Las aceras no tienen continuidad, los conductores no ceden el paso, las rampas son inexistentes y las calles están llenas de peligros para ellos.

Gracias a Dios que algunas empresas y contados ayuntamientos están abriendo pasos para que los discapacitados puedan acceder a edificios y aceras. La ley lo ordena, pero pocos la cumplen.

Este es un país en el cual hasta hace poco la gente se burlaba de los discapacitados. Hay que señalar que algo se ha avanzado en ese aspecto, pero hace falta hacer mucho más en el reconocimiento del deber que tiene toda sociedad de proteger y ayudar a aquellos que la vida ha señalado con una limitación. Tenemos que rescatar la dignidad de los discapacitados y ayudarlos a pasar mejor por la vida.

Por eso es tan encomiable la labor que realizan los patronatos de ayuda que, a brazo partido, tratan de mejorar la condición de los discapacitados.

Aunque sea por hoy, ayudemos a uno de ellos.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.