.
DE BUENA TINTA|04 dic 2012, 12:00 AM|3|POR Diario Libre

Las rifas, populismo del bueno

La idea parece mejor que los concursos...

No puede negarse que es populismo, pero populismo del bueno, el sorteo de las obras a construir por el gobierno. Cada ingeniero anda con su suerte y ahora más que nunca debe llevarla de la mano.

O al revés. Que la suerte lo cargue como "muchacho chiquito".

No hay dudas de que esta modalidad constituye un aporte significativo a la economía popular, y que se acabó eso de que los constructores locales huelan de lejos lo que debía ser su propio guiso.

Los griegos, en los inicios de su democracia, echaban a la suerte los cargos públicos, y a pesar de todas las cábalas, todos se daban por conformes.

Del resultado dependerá que se siga aplicando en el futuro, y el resultado no es que una mayor cantidad se beneficie, sino que no haya quejas ni denuncias.

Los concursos se mantienen, y se hacen de acuerdo a una ley, pero ninguno sale ileso. Los perdedores se sienten burlados, aunque se cumplan con todos los requisitos de transparencia.

Que la experiencia no desborde las expectativas, pues con el primero que grite fraude, la oportunidad se va a pique. Como advierten en los casinos: cuiden su juego, señores, cuiden su juego.
AM.|31 oct, 12:00 AM|
Comparaciones
Editorial|31 oct, 12:00 AM|
El panorama
De buena tinta|31 oct, 12:00 AM|
Menos tiros y más método
No respondo...|31 oct, 12:00 AM|
PRM: Nadita de nada
Global y Variable|31 oct, 12:00 AM|
Por caminos diferentes
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.