.
AM.|05 dic 2012, 12:00 AM|14|POR Diario Libre

Rifar no soluciona

En materia de construcción de obras, el primer deber del Gobierno es conseguir que se hagan bien.

El deber de transparencia, aunque importante sin duda, es secundario ante la exigencia de que las obras se hagan de acuerdo a los estándares establecidos y a los costos estimados y contratados.

Aunque la rifa de obras pueda parecer un método transparente, falla en garantizar el primer requisito y otro que es indispensable en la ingeniería: la solvencia del constructor.

Como se trata de una rifa, cualquier ingeniero califica. Lo mismo el veterano constructor que el recién graduado, todos tienen igual oportunidad de llevarse la obra más complicada, y eso no parece razonable desde todo punto de vista.

En verdad, el Gobierno debió aprovechar la oportunidad para conseguir que los ingenieros formaran consorcios de profesionales que suplieran las carencias de unos y otros y garantizaran los requisitos señalados más arriba.

De lo que se trata es de construcciones que van a albergar a los niños y jóvenes dominicanos.

Se alegará que no hay mucha "ciencia" en construir escuelas de similar diseño.

Yo no soy ingeniero, pero toda persona medianamente informada sabe que cada obra, aun la más simple, puede presentar complicaciones en los suelos y en otras variables, que la hacen única.

El propósito del Gobierno es bueno al repartir las obras entre la mayor cantidad de profesionales, pero debió cuidar ese detalle.

atejada@diariolibre.com
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.