.
AM|17 dic 2012, 12:00 AM|1|POR Diario Libre

Sociedad enferma

La matanza sin sentido del bucólico pueblito de Newtown, Connecticut, Estados Unidos, es la señal más clara de que la sociedad estadounidense ha venido padeciendo de una enfermedad que se ha negado a reconocer y a curar.

Ignoro si algún día se podrá encontrar explicación a esta tragedia (es más que un crimen) que ha cambiado a este pueblo para siempre, pero esa gran nación tiene que buscarle una explicación a las tantas tragedias similares que ocurren en ese país.

Algunos dicen que se trata de los juegos de video, o a la influencia nociva de la televisión y el cine. Otros dicen que se trata del comercio de las armas y el culto a la violencia en aquella sociedad.

Lo que resulta evidente es que diferentes sociedades reaccionan de manera distinta frente a la tragedia personal. En Japón, los jóvenes se suicidan o se inmolan y en otros lugares caen en las drogas y otros vicios.

Pero con deshonrosas excepciones, sólo en los Estados Unidos, la única salida que un joven aturdido encuentra es tomar varias armas e ir a un colegio o a la universidad o a un cine y masacrar a cuantos encuentre. Y eso tiene una explicación.

No me parece cierto que si los fundadores de ese país escribieran hoy su Constitución hubiesen colocado como dogma el derecho a tener armas. Eso era absolutamente válido para una sociedad de campesinos que luchaban contra la mayor potencia del mundo de entonces. Hoy son una de las causas de que el mundo llore a víctimas inocentes con demasiada frecuencia.

atejada@diariolibre.com

AM|17 abr, 12:00 AM|4 COMENTARIOS
Cien años de soledad
Editorial|17 abr, 12:00 AM|
Prudencia ante todo
De buena tinta|17 abr, 12:00 AM|
Nadie pidió tregua en la Semana Santa
No respondo...|17 abr, 12:00 AM|2 COMENTARIOS
Ojo con el policía
Global y Variable|17 abr, 12:00 AM|
Negocios en Semana Santa
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.