.
ESPEJO DE PAPEL|07 ene 2013, 12:00 AM|1|POR Homero Figueroa

Obsolescencia política

La eternidad es otra forma de morir. Lo permanente se fosiliza. La renovación es la única manera de lograr cambios. El siglo XX inauguró una práctica en el mercado de bienes que garantiza el dinamismo, la obsolescencia programada. Los productores de bombillas, reunidos en sociedad, acordaron fabricar lámparas que no superaran las mil horas de duración. Cumplido el plazo, las bombillas se apagaban para siempre. La obsolescencia programada pudiera ser la solución a nuestros liderazgos eternos. El país ganaría mucho si las organizaciones políticas limitaran la aspiración de sus líderes imprescindibles. Si algunos se apagaran podrían otros aportar luz nueva. hfigueroa@diariolibre.com

AM.|24 nov, 12:00 AM|
Cambiar a la AMET
Editorial|24 nov, 12:00 AM|
Cuentas claras
De buena tinta|24 nov, 12:00 AM|
Hipólito a la arena internacional
No respondo...|24 nov, 12:00 AM|
Nuevo con viejo
Global y Variable|24 nov, 12:00 AM|
Apoyo mayoritario
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.