.
AM.|15 ene 2013, 12:00 AM|7|POR Diario Libre

Sin papeles

Todos necesitamos cédula. No solo los haitianos están indocumentados. Un país con un porcentaje de ciudadanos "invisibles" es un país condenado siempre a la pobreza. No hay programa de asistencia social, solidaridad o caridad pública que tenga un efecto mínimamente aceptable si la población que lo recibe sigue siendo anónima a efectos legales.

Un ciudadano sin documentos está condenado a la marginalidad. No es posible crecer económicamente, desarrollarse culturalmente y progresar socialmente sin papeles.

No es un problema de ahora. Ya cuando comenzó Solidaridad, el entonces vice Alburquerque se asombraba de que un 40% de los ciudadanos de aquel primer censo de posibles beneficiarios no tuviera documentos. El Gallo Acosta, siempre metido en barrios, ha dado la voz de alarma más de una vez.

Ahora el juez Olivares se opone a que el Estado cobre por las declaraciones de nacimiento.

Tiene sentido; no es el momento de poner más trabas. Una declaración tardía es un procedimiento caro y complicado para cualquiera. Aquí, hasta tres generaciones de una misma familia viven en un limbo legal. Los ciudadanos, aún los "legales", hemos sido poco exigentes con la Junta Central Electoral. Aceptamos como "normal" tener cédulas vencidas por años, algo que, si nos ponemos a ver, invalida cualquier procedimiento legal que hayamos ejecutado en ese tiempo. (Incluidas las elecciones). ¿Combatir la pobreza? Empiecen por la cédula.

IAizpun@diariolibre.com
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.