.
ESPEJO DE PAPEL|04 feb 2013, 12:00 AM|2|POR Homero Figueroa

Lula

El gesto inicial: entró al salón y saludó a cada uno de los presentes, estableciendo una relación horizontal con todos. El estilo: un relato ameno desprovisto de cualquier toque de divismo, el de un amigo muy humano. El contenido: cargado de la sabiduría sacada de la acción y no de teorías sin aplicación. La imagen: la de un hombre que no tiene nada que esconder, el que muestra la perfecta redondez del ser y no la hinchazón del falso parecer. La lección: los gobernantes deben hacer lo obvio, lo que todos sabemos debe hacerse. La esperanza: ojalá todos sean Lula. hfigueroa@diariolibre.com

AM.|30 sep, 12:00 AM|
Un punto de no retorno
Editorial|30 sep, 12:00 AM|
Sin dolientes
De buena tinta|30 sep, 12:00 AM|
Todos se movilizan por Leonel
No respondo...|30 sep, 12:00 AM|
La Haya, ¿vergonzoso?
Global y Variable|30 sep, 12:00 AM|
Capitalismo sin democracia
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.