.
De buena tinta|28 feb 2013, 12:00 AM|3|POR Diario Libre

Los mismos que aplaudieron...

...fueron los que aprobaron el contrato...
Fuera del telepronter, que siempre hace de las suyas, y de la diputada que confundió el protocolo, y fue de blanco, cuando debía ser de negro, la rendición de cuentas fue toda una proeza.

Danilo hizo ante las cámaras legislativas lo que nunca se había hecho.

Eso de pelar un guineo y quedarse con las cáscaras para que nadie resbalara, constituye un capítulo único en la historia de República Dominicana.

La Barrick no vino con espejitos, pero quiso que su apellido Gold fuera como un título y hacer casi lo mismo que los españoles en la época de la conquista.

Dar poco o nada a cambio de mucho.

El Presidente le cantó su Panamá en público y le recordó lo que mucha gente olvida: que el Estado y la empresa son socios, y los socios deben ir a partes iguales.

Mucho más si está convenido.

La gente hace memoria y considera un contrasentido que las palabras del mandatario, demandando revisión, fueran aplaudidas por los mismos legisladores que aprobaron el contrato.

Nada del otro mundo. Si antes hicieron el daño, justo que ahora que lo reparen.
AM.|03 sep, 12:00 AM|
El elusivo consenso
Editorial|03 sep, 12:00 AM|
Correcta decisión
De buena tinta|03 sep, 12:00 AM|
Una cascarita para Abel...
No respondo...|03 sep, 12:00 AM|
Falsos protagonistas
Global y Variable|03 sep, 12:00 AM|
Escape de subsidios
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.