.
Opinión|28 feb 2013, 12:00 AM|3|POR Diario Libre

El Espía

Osvaldo Cepeda y Cepeda iba "de ronda" ayer en la maestría de ceremonias del desfile militar. Como siempre, con verbo abundante y léxico impecable, impresionaba por la precisión de fechas y dominio de los procedimientos de los cuarteles. Todo iba bien, hasta que desfiló la caballería de Kalil Haché. Esos animales nunca fallan, e hicieron de la suya frente de la tarima. Y al poquito rato, Osvaldo pifió al decir que era la primera vez que se juntaban una Vicepresidenta y una Primera Dama. El piropo le falló, porque se olvidó de Doña Milagros y Doña Rosa.

AM.|31 oct, 12:00 AM|
Comparaciones
Editorial|31 oct, 12:00 AM|
El panorama
De buena tinta|31 oct, 12:00 AM|
Menos tiros y más método
No respondo...|31 oct, 12:00 AM|
PRM: Nadita de nada
Global y Variable|31 oct, 12:00 AM|
Por caminos diferentes
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.