.
DE BUENA TINTA|09 mar 2013, 12:00 AM|1|POR Diario Libre

Ni los cardenales dejan el Twitter

Hasta en el Vaticano tuvieron que prohibirlo

Las influencias de las redes son tan decisivas, que ni los cardenales pueden sustraerse a su magia y ni las tareas divinas se salvan de su favor o fastidio.

La elección del nuevo Papa convoca a todo el mundo y los medios se disputan la primicia. Se supone que hasta que no salga el humo blanco, no debe conocerse la identidad.

Esa es la costumbre, y se trata de una tradición de siglos. Sin embargo, se teme que en la ocasión se cometa una travesura y se adelante el nombre.

O los nombres, en caso de que se produzcan largos debates y discordias impensadas, pero posibles en una Iglesia con tantas contradicciones.

Que haya un cardenal tan "fiebrú" del Twitter que no se aguante las ganas, y se olvide del debido secreto y se haga reo de indiscreción.

El caso es interesante, pues si los cardenales dejaron de ser baúles del Espíritu Santo y sin pensarlo dos veces hacen confidencias a amigos o a medios, lo del Pleno de la Junta no era nada del otro mundo.

Antes se decía que quien no quería que se supiera, que no lo hiciera. Pero ahora con el Twitter, hasta sin hacerlo se corre riesgo. Son muchos los mensajes que están llegando a otros ojos.
AM.|18 dic, 12:00 AM|
Cuba entra en juego
Editorial|18 dic, 12:00 AM|
Delincuencia y Policía Nacional
De buena tinta|18 dic, 12:00 AM|
Ahora pedirán ampliar el plazo
No respondo...|18 dic, 12:00 AM|
Lecturas del Código
Global y Variable|18 dic, 12:00 AM|
Teorías de conspiración
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.