.
DE BUENA TINTA|21 mar 2013, 12:00 AM|1|POR Diario Libre

El Clásico reivindicó el mangú

Entre la flecha y el plátano ganamos todos

El gesto del cerrador Rodney de apuntar hacia el cielo como si estuviera lanzando una flecha, cada vez que terminaba un juego, se hizo emblemático.

Mucho más después que contagió a todo el equipo, y fue la forma de celebrar de manera colectiva cada triunfo.

Sin embargo, la mayor fama la consiguió el plátano, y el propio Rodney lo cargaba al cinto como arma de reglamento, e incluso lo prestó a una cadena internacional que fue seducida por el fenómeno.

Ahora dice el embajador dominicano en Washington que entre las tareas extra curriculares de esa legación, estuvo explicar la diferencia entre plátano y guineo, ambos productos de estas tierras.

La leyenda, que corrió rápida y se impuso, fue que la fuerza del pelotero dominicano se debía al consumo de la más digna de las musáceas, hecha mangú.

Mangú power se decía en las redes y las viñetas mostraron que el dominicano no solo era bueno en pelota, sino también en arte socarrón, en ingenio chusco.

Aunque vale recordar que el plátano o el mangú nunca fueron presentados solos. O con queso frito, como burla al holandés, o con salami.

El salami fue reivindicado por el Clásico.
AM.|03 sep, 12:00 AM|
El elusivo consenso
Editorial|03 sep, 12:00 AM|
Correcta decisión
De buena tinta|03 sep, 12:00 AM|
Una cascarita para Abel...
No respondo...|03 sep, 12:00 AM|
Falsos protagonistas
Global y Variable|03 sep, 12:00 AM|
Escape de subsidios
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.