.
DE BUENA TINTA|02 abr 2013, 12:00 AM|3|POR Diario Libre

La política de la puntualidad...

La diferencia es motivo de chisme político...

La puntualidad debiera ser virtud entre los dominicanos, como lo es entre los ingleses, quienes respetan tanto el tiempo que se caracterizan por tener su propia hora.

Hora inglesa, se dice, cuando se quiere ser más que estricto.

En el caso de los británicos, no se trata de una simple noción, sino de una filosofía. No sólo importa la oportunidad, sino igual el beneficio.

Incluso, hay una expresión desde cuando el oro era la medida de todas las cosas, que ilustra ese sentido utilitario de su temperamento: "Time es gold".

Los norteamericanos, más capitalistas, tienen su propia versión: "Time is money".

Los dominicanos, que se llevan más de la percepción que de la realidad, parecen tener ahora un nuevo concepto del tiempo. O por lo menos, mayor preocupación.

Hasta los medios de prensa destacan la puntualidad de Danilo, quien llega a los actos oficiales a la hora prevista. Claro que merece reconocimiento su acatamiento del protocolo.

Sin embargo, no hay que hacer de tonto, y no advertir la intención perversa de golpear a Leonel con el gesto de Danilo.

¡Qué malos son, qué malos!
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.