.
Opinión|24 abr 2013, 12:00 AM|10|POR Diario Libre

Pasando vergüenza por baterías

Quedar mal por falta de batería no tiene madre...

El apuro del carro que no quiso prender ni a empujones en la UASD y que se supone era una limosina oficial, pues estaba al servicio del presidente Correa, no fue algo casual.

Hasta ahora no se conoce una explicación que satisfaga y que debe darse. El gobierno o el país hicieron un papelazo, incluso de alcance internacional.

La falla, que no es nueva, o única, tiene que ver con la falta de mantenimiento de los vehículos que se asignan a invitados especiales.

Como no tienen uso diario, estarán por ahí arrumbados, y cuando llega la ocasión, sin ni siquiera darles un paño con pasta, los ponen en circulación.

Ahora fue con el presidente Correa y en los terrenos de la universidad estatal, pero el año pasado sucedió algo parecido, y coincidencialmente, con otro ecuatoriano.

El ministro de Defensa.

Estuvo de visita por el mes de octubre, y cuando fueron a buscarlo al aeropuerto, el auto dijo que no, ni para alante ni para atrás.

Solo superaron la vergüenza y salvaron la cara cuando a los edecanes se les ocurrió utilizar cables, esto es, "yompearlo", pues el problema siempre es de batería.

Ni el orden civil ni el militar resuelven.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.