.
DE BUENA TINTA|24 may 2013, 12:00 AM|1|POR Diario Libre

La política le ganó a la civil

Vincho parece haber ganado la partida...

La gente lo va a pensar, y nada le impide creer que el retiro del proyecto de ley de reforma policial fue para complacer a un aliado.

Fueron varios los reparos acogidos después del envío de la pieza al Senado, pero los más importantes tuvieron que ver con las objeciones de los Vincho.

El padre y el hijo.

El primero, que la DNCD no dependa de la Procuraduría General de la República y que el presidente de la República pueda ejercer un poder discrecional al momento de nombrar al director de la Policía.

Cuando el ministro de Interior habló de consenso, mencionó a la sociedad civil y al jefe de la PN.

Queda claro, por tanto, que la primera estuvo de acuerdo con que la Procuraduría tuviera jurisdicción sobre asuntos de drogas y la institución del orden con que la cabeza fuera escogida según escalafón.

Es decir, que primó la sociedad política sobre la civil, considerando el hecho de que reprobó y echó hacia atrás la opinión de los grupos de presión.

Finjus, por ejemplo.

Los Vincho tuvieron ganancias de causa, aun cuando era evidente que el problema no era de dependencia, sino de incumbencia.

No querían que Domínguez Brito los sacara de juego.
AM.|02 ago, 12:00 AM|
Verdad y PRD
Editorial|02 ago, 12:00 AM|
Mesura y prevención
De buena tinta|02 ago, 12:00 AM|
Apoyos que no son necesarios
No respondo...|02 ago, 12:00 AM|
Obama, Nobel de la Paz
En directo|02 ago, 12:00 AM|
La Revisión constitucional (1/2)
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.