.
DE BUENA TINTA|18 jun 2013, 12:00 AM|5|POR Diario Libre

Es cuestión de mercado... cautivo

El intercambio con Haití es muy diverso...

Quienes cuentan las patanas que van hacia Haití y cruzan la frontera, como una vez se contaban los Austin que circulaban en la capital, concluyen que no solo de pollos y huevos vive ese comercio.

Que los productos que se compran desde allá o se venden desde aquí, son diversos, y que hay que tener cuidado con las medidas que se toman como represalia.

Que la crisis que afecta a un sector, en este caso el avícola, no tiene por qué perjudicar los otros intercambios, igual de millonarios.

La situación, por lo visto, no es nada fácil.

La generosidad es dominicana, pero los intereses son haitianos, y se tiene comprobado que la dependencia es mayor de este lado que del otro.

Si se cerrara la frontera como respuesta a una medida tomada aparentemente a la ligera por las autoridades haitianas, y sin considerar el conjunto del comercio, los daños se multiplicarían.

Los exabruptos no se compensan con exabruptos.

No es que haya que meterse el rabo entre las piernas, pero sí ser prudentes, pues los haitianos no son suicidas, pero si quieren que su mercado sea cautivo para sus productos.

Cuando los tienen.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.