.
EDITORIAL|28 jun 2013, 12:00 AM|3|POR Diario Libre

Extraña situación

Que la Embajada de los Estados Unidos haya tenido que salir en dos ocasiones a defender la pertinencia de la nominación del nuevo embajador de esa nación en nuestro país, es un caso extraño, por no decir inédito.

Que un obispo de la Iglesia católica haya expresado su disgusto y que la comunidad gay haya defendido la nominación, deja claro el clima de controversia que ha creado la nominación del activista homosexual, Sr. James "Wally" Brewster Jr., como embajador de los Estados Unidos ante el Gobierno dominicano.

Los Estados Unidos tienen absoluto derecho a nominar a quien quieran para la posición, como el Gobierno dominicano lo tiene para dar el beneplácito o rechazarlo, aunque en verdad los estados se cuidan de que sus decisiones en campo tan delicado no sean controversiales.

Asimismo, la condición de homosexual no es un impedimento para que su designación sea aprobada. Lo que es de lamentar es que, nueva vez, un designado político viene a representar la nación con la que más lazos de todo tipo tenemos.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.