.
AM.|20 jul 2013, 12:00 AM|2|POR Diario Libre

El mundo de Said Musa

El mural cerámico en el que trabaja ahora Said Musa será un hito en su carrera.

Casi terminado, imponente en sus 10x4 metros, muestra una obra de madurez que exhibe un dominio gozoso del oficio. Es arte en todas las dimensiones. Explota las posibilidades de la cerámica aprovechando su brillante alcance del color, su ductilidad para convertirse en escultura, su idoneidad para acoger dibujo. Es una pared cerámica que ennoblece la arquitectura en la que se sostiene con el dibujo, la escultura y la pintura.

El taller de Said Musa es uno de los rincones más interesantes de la Vieja Ciudad. (Es un proyecto que aspira a no ser terminado). Con este trabajo, la casa atesorará además una obra de uno de los mejores artistas dominicanos. Aquel joven que aprendía el oficio en el taller de Jaime Colson desarrolló un lenguaje propio expresado en toda su potencia en este muro que se estira en símbolos e ideas inesperadas.

El título, Moisés y Amatista, es un homenaje del artista a sus padres, al fenicio que llegó al Caribe y a la dominicana que lo atrapó. Es un tributo proyectado desde el fuego iniciático de la base de la pared hasta el esplendor enamorado del firmamento.

Es un mural hermoso que hierve alegre en colores, inteligente en símbolos, sentimental en guiños al amor, a la música y los amigos, irónico hacia los resabios de esta época y a las claves del futuro.

Es una obra para mirar largo rato y entender mejor el mundo interior de un artista.

IAizpun@diariolibre.com
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.