.
AM.|06 ago 2013, 12:00 AM|2|POR Diario Libre

La vida de los otros

Piensen en X, cualquier político que quiera reelegirse por encima de lo que diga la Constitución, la prudencia, el bien común, el de su partido. La salud de la democracia.

Los políticos sienten pasión por el poder. No es una crítica, es una descripción. Si su verdadero empeño fuera el bien común, se dedicarían a la filantropía. Si su vocación fuera el servicio a los demás, harían voluntariado desinteresado.

Hay políticos que entienden su paso por la vida pública motivados por un tema, piensan en este trabajo como una etapa de su vida que dedican a conseguir un objetivo. Otros no tienen ese privilegio, esa inteligencia.

Algunos políticos hacen de la política su vida, porque no tienen otra vida. Su vida familiar, privada, sus intereses personales desaparecen ante el brillo del poder. Podrían dedicarse a sus negocios, pero... O a ejercer de "sabios" por su experiencia, pero... O a preparar a los jóvenes de su partido, pero... Ya el poder se cruzó en su vida.

El poder les da dinero (mucho), impunidad (toda), relevancia (y aduladores). Necesitan que ese poder sea público, no les sirve el respeto en privado. Ellos mismos se han puesto ese yugo para medir su felicidad.

Hay médicos, artistas, abogados, empresarios..., que necesitan también ese sentimiento. Ese es su problema, no afecta a nadie más.

Pero los políticos intervienen en la vida de todos los demás. La reelección no es un tema que ataña a la trayectoria de un político, de un partido. Articula la calidad de la democracia, o sea, la vida de los otros.

IAizpun@diariolibre.com
AM.|01 ago, 12:00 AM|
Cumplir la ley
Editorial|01 ago, 12:00 AM|
Poco académico
De buena tinta|01 ago, 12:00 AM|
Temo y Leonel, a años luz...
No respondo...|01 ago, 12:00 AM|
Es Hillary
Global y Variable|01 ago, 12:00 AM|
Válvulas de escape
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.