.
Opinión|08 ago 2013, 12:00 AM|2|POR Nelson RodrÍguez

Parlanchines

En nuestro medio los parlanchines abundan, como la verdolaga. No asimilan que, como reza el refranero, por la boca muere el pez, sabia expresión que sugiere prudencia y moderación al hablar. Toda figura pública y de prestancia social debe tener colaboradores que se arriesguen a decirle que en boca cerrada no entran moscas. A algunas personas, y no sólo me refiero a políticos, hay que recomendarles que administren mejor su verbo, porque el "galloloquismo" no sienta bien en gente tenida por seria en la sociedad.

AM.|24 nov, 12:00 AM|
Cambiar a la AMET
Editorial|24 nov, 12:00 AM|
Cuentas claras
De buena tinta|24 nov, 12:00 AM|
Hipólito a la arena internacional
No respondo...|24 nov, 12:00 AM|
Nuevo con viejo
Global y Variable|24 nov, 12:00 AM|
Apoyo mayoritario
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.