Carretera Cibao-Sur

OPINIÓN
| 15 FEB 2013, 12:00 AM

El debate está abierto sobre la proyectada carretera Cibao-Sur. El dilema está en construir una nueva ruta, con la correspondiente carga económica, de daño ambiental y social, o en habilitar rutas existentes.

Los argumentos sobre el daño ecológico que produciría el nuevo trazado son abrumadores. Por algo, un proyecto que está dando vueltas desde la década del 1970, no se ha podido construir. Es que, aparentemente, el daño potencial no justifica la inversión económica.

Pero existen otros elementos de peso. No parece haber un gran ahorro de tiempo en la ruta nueva y sí alto consumo de combustible al tratarse de una zona montañosa, de casi dos mil metros de altura. Al mismo tiempo, el intercambio comercial no parece justificar la inversión.

Las autoridades tienen planes alternativos que deben ser analizados con seriedad por todos los involucrados, porque además de lo señalado, el país comprometería su crédito y aumentaría su deuda pública con un proyecto cuyos beneficios no están claros.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe el gobierno reducir aun más los precios de los combustibles?