Hasta ahora me entero, que la decisión de asumir una conducta, contraria y disociada de la establecida como heterosexual, sea un aspecto cultural tan importante que debe ser mostrado en la sala de cine de la Plaza de la Cultura.

Me permito dejar volar mi imaginación al leer este anuncio, y me parece que en nada me sorprendería que de repente, en la Plaza de la Bandera, donde justo en este momento se debate la colocación de una Torre Eiffel, también al lado de nuestra bandera, se coloque la bandera de los GLBTQ, porque eso no es nada, es sólo un “aspecto cultural”, y sea tan apropiado, que a diferencia de la torre, nadie se pronuncie ni diga nada, porque así anda la doble moral de nuestra sociedad.

Considero tremenda barbarie, que nuestro Teatro Nacional sea sede de la inauguración de la VII edición del Santo Domingo OutFest, festival internacional de cine de temática gay, lésbica, bisexual, transexual, transgénero, intersexual y queer (LGBTIQ), desde el día 1ro al 11 de diciembre, en la Cinemateca Dominicana y el Museo de Arte Moderno de la Plaza de la Cultura de Santo Domingo.

Ojalá y esta misiva sirva de stop, para que no se utilice dicho espacio cultural, y que los promotores de esta actividad, usen sus propios espacios, donde solo sus interesados, sean sus invitados, y no fomentar públicamente comportamientos totalmente aberrantes y faltos de pudor a través de un medio de entretenimiento que a toda costa debe ser utilizado para educar y entretener sanamente.

Esther Vargas

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese