Cauta prudencia

OPINIÓN
| 13 MAR 2013, 12:00 AM

El Gobierno está actuando con cauta prudencia en el caso de la Barrick Gold, y hace bien, pues no sólo puede quedar en entredicho la posición del Estado dominicano frente a la inversión extranjera, sino también nuestra imagen.

El gobierno democrático es por definición, un gobierno moderado. Por tanto, no puede caer en manos de los impacientes ni de los exaltados, que muchas veces no miden las consecuencias de sus actos.

Paciencia no significa falta de firmeza ni debilidad, sino el conocimiento pleno de todo lo que está en juego. El primer deber del Gobierno es mantener los objetivos a largo plazo del país.

La negociación con la Barrick se dará, pero nunca en un clima de exaltación patriotera. Se dará cuando las cabezas estén frías y se hayan analizado todas las posibilidades.

Tenemos la suerte de tener un presidente con las condiciones para dirigir una negociación exitosa y con la firmeza para saber cuándo hacerla. No intentemos imponerle plazos ni condiciones absurdas. El mundo no se creó en un día.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿ Es real la unidad del Partido de la Liberación Dominicana?