El caso jamaiquino

OPINIÓN
| 20 AGO 2013, 12:00 AM

Jamaica, uno de los pueblos con más alta incidencia de crímenes, ha logrado bajarlos un 40 por ciento, luego de aplicar medidas que iban contra la creencia generalizada de que el crimen se combate con violencia y penas.

Jamaica tomó una serie de medidas contraintuitivas, que comenzaron por desarmar a los policías de armas letales y darles armas no letales.

Si aquí hiciésemos eso, por ejemplo, reduciríamos al mínimo los intercambios de disparos, los asaltos a policías para quitarles las armas, y las muertes provocadas por policías fuera de servicio que matan en bares o a relacionados. Serían unos 500 muertos menos.

El problema de la sociedad dominicana es que no nos atrevemos a tomar esas medidas que van contra el criterio generalizado, pretendiendo ignorar que la violencia de los delincuentes y la policía está estrechamente vinculada.

Al mismo tiempo, hay que crear una mancuerna de solidaridad entre los estamentos llamados a preservar el orden, policías, fiscales y tribunales. Veamos el ejemplo de Jamaica.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿ Es real la unidad del Partido de la Liberación Dominicana?